Páginas vistas en total

jueves, 29 de septiembre de 2011

EN EL PRESENTE NO HAY CRISIS

Una crisis no es más que un redireccionamiento de nuestra energía, un ajuste de nuestras acciones hacia nuestra visión y misión en el planeta como seres espirituales que somos. Recuerda que la realidad física es energía vibrando en velocidades tan altas, que la percibimos como "sólida", pero no es sólida ni inamovible en absoluto. "Eso" de ahí fuera responde a tu vibración y tu vibración está determinada por tus sentimientos con respecto a cualquier tema. En estos momentos si estás leyendo estas líneas, es que estás frente a un ordenador o un teléfono de alta tecnología, por lo pronto estás en un ambiente agradable y en condiciones de salud, sino no estarías leyendo esta entrada. Salvo que estuvieras en serios problemas de desnutrición, estás en estos momento bien alimentado, respirando y con todas tus funciones vitales en orden. En estos momentos no estás en crisis, no hay crisis. Si en estos momentos pactas con el universo ese bienestar que eres, que es tu esencia, no hay crisis. No estás "ahora" en crisis. Salvo que haya entrado en estos momentos un asesino en serie a tu casa u oficina o tu compañero sentimental esté a punto de atentar contra tu vida, o haya de repente un cataclismo... en este magnífico espacio del Ahora, no hay carencia ni crisis. Cuando termines de leer esta entrada, harás otra cosas. Te levantarás, irás hacia la calle, o hacia otra habitación. En esos lapsus de tiempo tampoco estás en crisis. Si luego de eso tienes hambre, irás al frigorífico y tomarás algo. Ese momento que es otro "ahora" también está satisfecho y completo. Si no hay nada en el frigorífico, irás a una tienda o al supermercado a comprar algo. Seguramente tienes dinero suficiente para comprar una hamburguesa. Y si no tuvieras nada de dinero en ese momento, siempre puedes pedirle algo al vecino o dirigirte a un comedor municipal. O plantearle la situación a los transeúntes, estoy convencida que alguien te invitaría a comer o te daría dinero. Lo que quiero decirte es que momento a momento el universo coloca los componentes cooperativos para que se cubran tus necesidades vitales más básicas. Si sabes vivir momento a momento con la sensación de amigabilidad del universo, no debes hablar ni pensar de crisis. No estás carente de nada "en este momento" y por lo que sabes siempre estás "en este momento". Toda la información que ves en la televisión y en los diarios pertenece al viejo paradigma de pensamiento: el que reza que todo es externo y que hay que ser un esclavo del tiempo. Pero ya hemos investigado juntos en este blog que el tiempo solo debe ser usado como una convención para operar en el mundo de las formas. Para planificar una cita, hacer un viaje, etc. Pero el humano que está en crisis es el que es está a merced de la ilusión del tiempo. El que está siempre pensando en el pasado o en el futuro. Tienes solo el momento presente. En este momento de nada careces. Más tarde, será otro presente, tampoco carecerás de nada y si llegas a carecer, seguramente resolverás esa situación de forma fácil.