Páginas vistas en total

Loading...

domingo, 25 de octubre de 2015

PREMIOS EDUCANET 2015 AL MEJOR BLOG DE HABLA HISPANA. ¡AYÚDAME CON TU VOTO!

domingo, 26 de abril de 2015

¿PARA QUÉ LUCHAR?


No superes nada.
No luches.
No sortees obstáculos en la vida.
No te sobrepongas.
No superes una ruptura.
No superes tu situación económica.
No superes tu enfermedad.
Todo eso pertenece al viejo paradigma, en el que se entiende a la estructura de la vida como algo en lo que hay que ser más listo que ella, más astuto y protegerse todo el tiempo de ella.
 Como si la vida nos amenazara todo el rato. Aquello que nos hizo jamás puede ser una amenaza. La mente inventa todo peligro y luego lo experimenta.
No naciste para superar a la vida,porque la vida te hizo desde su mayor compasión y belleza. No puedes superar aquello que es insuperable.
Por lo tanto, abandona toda lucha.  En cambio....
Estudia a la vida.
Vuélvete sabio.
No hay mayor revolución que volverse sabio.

Para la mayoría de la gente, volverse "sabio" es aburrido, es penoso, es esforzado. Porque se confunde la sabiduría con el abandono de la diversión, del ocio o de del sexo. ¡Cómo si ser sabio implicara esas renuncias! Para nada. Ser sabio es ser natural, ya que salvo el humano, toda la naturaleza es sabia.

 Y sí, la naturaleza se divierte. 
Comprende sus razones por las cuales una situación es como es. Eso es ser sabio. No meterse a la fuerza en un monasterio ni dejar de ver a los amigos. 

Lee a la vida. Lee libros que te enseñen a leer a la vida. 

Monta en su movimiento. Todo es pasajero, todo es un irse y un venirse. Nada se mantiene mucho tiempo en la misma forma. Toda forma es pasajera. 

Todo, hasta la pobreza que ves fuera, es nacido en tu interior. La pobreza es una idea. Llevada a cabo, pero una idea. 
Nada existe fuera, ni una gota de lluvia es externa.
No salves al mundo de sus miserias, porque este es el gran truco del ego. Solo puedes salvar tu percepción.
Y cuando ya no luchas contra nada en tu vida, ocurre un verdadero milagro. 


Todo aquello por lo cual antes luchabas, superabas, te oponías porque la mente lo consideraba: "malo", se marcha solo. Y todo aquello por lo cual te desvivías, te esforzabas, ansiabas desde una carencia interior terrible...aparece. ¡aparece milagrosamente cuando tu mente se aquieta!
Y solo así, quieto por dentro, es cuando realmente ayudas a los otros.
Estar preocupado, vivir preocupado es antinatural. Es vivir muerto todo el día.
Es una anomalía. Es una enfermedad mental grave. Pero como todo el mundo la padece, la consideramos normal.
Mientras seas un luchador, mientras seas un "preocupado crónico" la vida será una fuerza opuesta y las cosas no sucederán.
Mientras seas un permitidor de experiencias, la vida será una hermosa canción. Porque ya no te opones a su inteligencia. Te acoplas a ella.
No necesitas suplicar a nada externo a ti.
No necesitas poner velas a ningún santo.
No necesitas idolatrar a ningún maestro fuera de ti.
Solo se necesita una profunda sed de sabiduría interior.
Sólo se necesita observar tu vida y verla como una flecha que te señala la calidad de tus pensamientos y emociones.
¿Hay enfermedad? ¿Hay carencia continua? ¿Hay conflicto con personas?
Ese es el espejo. No te critiques, no te machaques. Solo perdónate y perdona al espejo de la vida por mostrarte lo que está sucediendo en tu interior, a través de tu vida externa. Tu vida externa es el espejo de tu vida interna. No hay ningún culpable, y tampoco hay ningún salvador externo.
Tú puedes amar y leer a los maestros, pero si les idolatras, eso indica que aún no confías en ti mismo y que necesitas que otro lo haga por ti. Ningún líder espiritual te podrá salvar de la ignorancia que todos padecemos. El verdadero líder no busca tener seguidores, solo crea más maestros. Porque el maestro es siempre interno. Siempre. Un maestro de verdad solo crea más maestros. Un maestro de verdad, nunca se ve a si mismo como maestro. Todo en la vida es una flecha que señala a sí misma. Los maestros son solo flechas. No idolatres a ninguno. Son solo hombres con sus luces y sombras.¿Qué pasará si un maestro un día te falla, en su humanidad más humana? Por ello, solo ve a los maestros como hombres....con sus egos, sus aprendizajes, sus andares como el tuyo.
Perdónalo todo. Las cosas son como son. ¿Para qué oponerse? No te trata de resignarse, no se trata de auto-derrotarse. Si no de una aceptación interior que hace que no le pongas continuamente "tapones" de energía a la vida.
Si te despiden de un trabajo. ¿Para qué estar noches y noches sin dormir, sudando adrenalina, sufriendo? ¡es que viene otro trabajo! ¿Me entiendes, me sigues? La vida sabe porqué tenías que dejar ese trabajo. Es siempre evolución.
La gente que se aferra, nunca evoluciona. Cree que quedarse igual es protegerse. ¡protegerse de lo que nos hizo con tanto amor!
Perdona a tu cuenta bancaria. Es perfecta. Te muestra lo que necesitas aprender y te muestra que quizás no necesites más.
Perdona a tu cuerpo. La enfermedad que tenga es perfecta, sin ella no podrías curar tu mente. El cuerpo te señala dónde están los pensamientos pesados, siquiera malos, solo pesados.
Perdona a tus relaciones. Si hay conflicto con alguien, eso indica que hay una parte de ti espejada en lo que llamamos "el otro", que aún no ha sido perdonada.
Todo lo que llamas "otredad": el mundo, la gente, la situación del país, las parejas, los parientes, etc...es interioridad. Nace dentro.
Puedes curar todo de una vez. Y para siempre.
Perdonando a la vida y dejándola ser tal cual.
Hay una razón para todo. No somos más inteligentes que la vida. Hay una razón para esa deuda, ese divorcio, esa enfermedad.
Busca desentrañar el misterio. Y espera....
Si te relajas, si dices. "sí vida, ya lo he pillado....sí vida, ya lo he entendido no estás en mi contra....solo me estás enseñando" y respiras. Y te fundes con ella. Entonces, tu energía cambia y al cambiarte a ti mismo, tu mundo externo deja de oponerse a ti....porque tú ya no te opones a ella.
Tu estómago está haciendo proezas en este momento.¿Cómo esa fuerza no habría de ocuparse del resto de tu vida?
Es la mente la que debes adiestrar, no a la vida. La vida irá siempre por donde ella quiera.
La pérdida más terrible para nuestra mente, es vida para la vida. La vida jamás computa una "pérdida" ya que tiene una contabilidad completa siempre. Jamás hay "bajas", solo cambios en sus formas de energía. 
Nada se pierde en un universo de energía vibrando, todo se transforma.
Nada que no sea tuyo a nivel de consciencia, te abandonará jamás.
Si algo se va, es porque debía irse. Desde personas, hasta objetos, hasta situaciones.
No te aferres.
Nunca pierdes nada.
Solo es un cambio para tu mayor bien.
Permite al misterio operar en tu vida. El misterio, lo desconocido es tu verdadero amigo y no lo conocido.
El misterio te espera pacientemente hasta que le des la bienvenida. Entonces, cuando te abres al misterio, a lo desconocido....un flujo de cosas buenas llega a tu vida. Pero si te aferras a lo conocido...a tu barrio, a la misma gente de siempre, a la misma mente económica de siempre, a la misma mente emocional de siempre....entonces el tremendo océano de la vida no te puede proveer con nuevos regalos. Llega a ti y te halla muerto. Muerto de cosas conocidas.
Todo en la naturaleza se renueva diariamente a niveles insospechados para nuestra mente, que busca cada día lo conocido como forma de protección. Para la naturaleza lo conocido es muerte. La vida está hecha de misterio, de incertidumbre, de riesgo sostenido por la confianza.
Toda vida realmente admirable en seres humanos, se hace del equilibrio entre el andar sereno y en andar con riesgos. Si sabes que la vida te sostiene, entonces el peligro se convierte en una oportunidad de ser nuevamente cuidado. Sal de cualquier zona de confort.
Estás aquí de paso.
Ni tu casa ni tus posesiones, ni tu país, ni tu apellido, ni tus ídolos, ni tus mascotas, ni tus hijos, ni tu cuerpo siquiera es "tuyo". Es solo vida moviéndose. ¿Porqué aferrarse a cosas que no son nuestras sino que pertenecen a un flujo único?
Cuando sabes que eres el océano, las pérdidas que experimentes como ola son secundarias. ¡Te sientes el océano entero!
Nada puede perderse en él, porque todo es "él". Cuando sabes que eres el océano, no te aferras a las cosas. Hay gente que dice que no viaja porque no "quiere dejar su casa". Su "casa" es una idea mental. Cuando sabes que toda la vida es tu "casa", eso se espeja en la vida externa como una vida con viajes, con nuevas personas todo el tiempo, con movimiento y expansión en las que realmente todo en tu mundo externo evoluciona. Si somos el océano ¿porqué no movernos por él? El mismo océano te proveerá.
Si quieres viajar a Italia por ejemplo, pero te has aferrado a la idea de que viajar es muy difícil, que es muy complicado dejar la "casa y los negocios", que no hay dinero, que está muy lejos....eso quiere decir que tu casa mental es sumamente pobre y que no incluye a Italia.¡ Entonces nunca viajarás! Amplía tu casa mental y emocional al punto que viajar por Europa o dónde sea, sea una posibilidad. Nada es tuyo y a su vez todo es tuyo, por lo tanto puedes moverte en un universo dónde tú lo eres todo. Y eso incluye viajes, nuevas oportunidades laborales, nuevas relaciones. Todo es vida conversando con vida. ¿Porqué limitarse tanto? No hay nada lejos en un mundo de posibilidades infinitas.
Si cambias tu manera de mirar a las cosas...
Las cosas que miras....¡cambian!
FELIZ DOMINGO

sábado, 4 de abril de 2015

La libertad natural de ser nadie.

Cuando eres alguien en tu mente, el universo no puede ser "creativo" contigo. Cada "soy" mental es una huella electromagnética que a modo de "sello", imprimimos en el tejido cuántico. Y el tejido cuántico, lo que amistosamente llamamos "mi vida y sus conflictos" , nos devuelve una versión en 3D, de ese sello creado por nosotros mismos. 

Imagina que eres una caja de regalos y el universo es un expendedor de regalos. 
Si tú caja está llena de "soy este, soy esto, soy pobre, soy una persona respetable, soy amigo de aquel, soy residente de tal ciudad, soy divorciado, soy frustrado, soy gordo, soy poca cosa, soy tonto, soy viejo, soy enfermo, soy feo, etc, etc; entonces el expendedor no puede llenar tu caja con experiencias nuevas, porque el universo es muy respetuoso con nosotros. Cuando llega a nosotros con experiencias 3D nuevas, que vienen de su mente creativa, nosotros tenemos la caja llena de cachivaches mentales que son el sello que imprimimos en la matrix cuántica. 
Entonces repetimos hasta la saciedad experiencias que ya no nos benefician, porque estamos totalmente apegados a un sello electromagnético (somos energía, aunque no lo hayamos investigado) y ese sello tiene "un cuerpo" que percibimos como experiencia física. 
Para acceder a una vida creativa, con eventos hermosos, dónde de verdad nos convertimos en la persona que podemos llegar a ser, debemos despojarnos de nuestro "romance obsesivo" con la idea mental de quienes somos y nuestra cansina "historia". Sí, esa. Esa que le contamos por teléfono, por mail y en persona hasta el hartazgo a los demás, hasta dejarlos "inhabilitados para dormir".
No somos ese de la película que nos contamos y le contamos a los demás. Nos encanta el cine, entonces nos creemos a pie juntillas todas esas historias sobre lo mal que van las cosas en esa cajita universal, tan pequeñita para el universo que llamamos: "mi vida". A las hormigas, que son listísimas, les da igual nuestros culebrones. y  las pulgas, y a las montañas,  y a  las cataratas. 
Porque ellas, que viven profundamente la inteligencia del universo, no se ven a ellas mismas como tan importantes...por ello te dan su belleza sin contarte por teléfono o watshaps sus culebrones vitales. 
No porque no los tengan, sino porque consideran que en medio de toda la consciencia infinita que somos, su pequeña historia de catarata frustrada es ¡irrelevante! Nada en la Naturaleza "padece" porque es un verdadero padecer, un yo agotador. Todo está en paz, menos nosotros, cansinos gestadores de películas de terror mental. Todo está en quietud "una paz más allá de toda comprensión", menos nosotros. 

Para crecer de verdad hasta el tamaño que el universo diseñó para ti, tienes que hacer toda una educación en prescindir de ese objeto mental llamado "mi historia". El que fui, el que sufrió de pequeño, el que se divorció 40 veces, el que nunca fue contratado por una buena empresa, el que nunca bajó de peso, el que...el que..el que...¿Te suena? 
Tienes que literalmente dejar de ser tú, para ser Tú. 

No se trata de que niegues a ese que ves en el espejo. Tu forma perceptiva seguirá existiendo, se trata  de no apegarse e ningún tipo de yo cuántico, de yo mental. Eso es libertad. 
Al no apegarte a una idea sobre ti, el cajón de las ideas del universo, que está repleto de "buenas ideas" para ti, puede hallarte y dispensarte nuevos regalos todo el tiempo. Todas las ideas de éxito y fracaso en todas las áreas de la vida conviven contigo ahora ahí, justo dónde estás sentado. ¡Todas!. 

En un combinado mente-corazón que es el software que el universo "lee" para devolver realidad:  "estabilizamos" en el tejido cuántico de la vida, una determinada situación y ese es nuestro sello. A eso le llamamos: Mi vida. 


Podemos aprender a vivir fluidamente, sin sello. Permitir esa creatividad en nuestra vida nos da un poder enorme y nos arranca  del arquetipo de la víctima. Esa fluidez es nuestra condición como creadores de nuestra realidad.
 ¡Be water my friend! 


 Esto no te va a hacer daño. No ocurrirá que te levantas y no reconoces a tus hijos o a tu suegra (¿no estaría mal no?) Nada de eso ocurrirá. No temas, no sufrirás de amnesia. Solo que harás neuroplástico a tu cerebro y podrás abrirte a experiencias mucho más gratificantes. 

Pero para ello tienes que dejar de hablar de ti mismo como "ese" que todo lo sufre. Es un silencio que a los demás le parecerá que estás como indiferente,  no solo a tus historias, sino a "sus" historias.Pero que eso no te inquiete. Los demás te hallarán algo aburrido si no estás todo el tiempo hablando de ti mismo, porque los demás no tienen otro tema...pero que esto no te inquiete....sigue fluido, habla de la flor que viste, del árbol que te dio sombra, de la luna que iluminó tu noche y estarás hablando de ti mismo, porque habrá comenzado a manifestarse  en ti tu verdadera identidad. 
¡Felices Pascuas!

lunes, 1 de diciembre de 2014

¿Y SI VIVIR CON MIEDO FUERA UNA ANOMALÍA?



¿Qué pasaría en tu vida si el miedo no guiara todos tus pensamientos, emociones y reacciones?

¿Cómo se expandiría tu vida, si te sintieras siempre completo en ti mismo, amado y sostenido cada instante por la Vida?

¿Qué podría pasar hoy si la gratitud diaria por el solo hecho de haber venido a la fiesta de la vida fuera muchísimo más importante, que pensar en la factura de turno, en el achaque de salud de turno, en el conflicto relacional de turno?

¿Qué cosas lograrías si te dieras cuenta que hay un plan mayor, infinitamente mayor para ti que esa pequeña o grande preocupación que tienes en este momento y que consume toda tu energía mental?

¿Qué clase de metas serían para ti importantes si dejaras de verte como un trozo muy pequeño de universo, abandonado a la suerte en un universo hostil que siempre te amenaza y poco te brinda? ¿Qué pasaría si renunciaras a este paradigma de percepción, dónde uno ve enemigos en todas partes?

¿En qué clase de ser humano te podrías convertir si siempre te sintieras acompañado por la Vida, el Ser y sintieras de verdad esa compañía, esa atención, ese cuidado? ¿Estarías todo el día dándole vueltas a que no tienes nunca el dinero suficiente? ¿Crees que una persona que realmente percibe  con claridad la enormidad de la Vida, puede carecer de algo?

¿Qué clase de aporte social podría dar un ser humano que abandona voluntariamente su pequeñez, su sensación de continuo desvalimiento, de continua percepción de que la vida le está estafando?

¿Qué pasaría si le escribieras a esa empresa, a ese jefe, a ese director de proyecto ofreciendo lo mejor de ti, sin miedo a que te digan que no?

¿Qué clase de brillo tendría toda tu vida si el miedo ya no guiara ninguna de tus palabras, ningunas de tus emociones, ninguno de tus actos?

¿Qué clase de humano serías si el miedo a lo que los otros piensen de ti ya no te guiara, sino solo los susurros de tu alma, que es quien tiene la verdadera y válida opinión sobre tu valor?

¿Qué clase de persona serías si ya no culparas a nadie nunca más, jamás, de lo que ocurre en tu vida? ¿Qué clase de persona serías si tampoco te culparas a ti mismo sobre lo que ocurre en tu vida, sino solo asumir una serena y transformadora responsabilidad?

¿Qué clase de acontecimientos atraerías en tu vida si te dieras cuenta que es solo tu percepción de la abundancia la que determina la clase de abundancia externa que recibes en tu mundo? ¿Y si no hubiese culpables externos ?

¿Qué clase de persona serías si los acontecimientos que llamamos "malos" no te horadaran continuamente y aprendieras de ellos y vieras lo sagrado que hay en cada experiencia?

¿Qué clase de mente y resultados tiene una persona que ya no vive con miedo a todo, a que le quiten, a que no tenga, a que no le quieran, a que no le aprueben, a que "pase  algo" si va más allá de lo que conoce a diario?

¿Quien serías, qué cosas alcanzarías, que clase de aporte darías al mundo si vieras que vivir con miedo a todo no te lleva a nada?

¿Cómo sería tu vida si hubiese siempre en tu vida una "paz de fondo" y todo lo vivieras serenamente y sin aspavientos?

¿En qué clase de persona se convierte uno cuando ya no está obsesionado consigo mismo y tiene metas que incluyen a todos?

¿Qué clase de personas es aquella que siempre siente que los recursos van a aparecer y no habla todo el día de carencia, crisis económica y quejas?

¿Qué pasaría en tu vida si Dios no viviera fuera de ti y está en ti siempre?

¿Qué clase de actos tiene una persona que no siente que hay enemigos ahí fuera? ¿Cómo se mueve, como camina, qué clases de cosas dice una persona que no culpa a nadie de su suerte?

¿Qué clase de paz interior tiene una persona que decide abandonar voluntariamente el miedo para siempre y confiar en que la vida le dará todo lo que necesita? ¿Cómo habla a los demás una persona segura de su valor, de su valor como criatura, de su valor como  ser capacitado para atraer el dinero que necesita, la salud que necesita, los amigos que necesita?

¿Y si el miedo fuera una anomalía para el ser humano? ¿Y si vivir con miedo fuera un error de nuestra mente?
¿Y si el miedo pudiese abandonarse a voluntad? ¿Y si vivir con fe fuera sencillamente vivir sin miedo y lo natural?

¿Quién serías sin el miedo?






miércoles, 29 de mayo de 2013

PORQUÉ HACEMOS DE TODO UN PROBLEMA

En esta maravillosa serie del Alma de Oprah Winfrey con uno de los mayores sabios de nuestro tiempo : Eckhart Tolle, se expone nuestra crónica necesidad de convertir todo en un problema, culpar a los otros o al exterior de nuestra falta de claridad para percibir hechos neutros y la cantidad de energía desperdiciada en la identificación mental con algo que llamamos "problemas". Son solo  retos "estándares" del Ser Humano: el trabajo, las relaciones, la salud. Si pensamos  que en este momento ningún ser humano entiende "nuestro  grave problema", y que a lo largo de los millones de años que el humano puebla el planeta, solo nosotros "estamos padeciendo justamente eso", este maestro nos enseña a no identificarnos con esa cosa pegadiza que nunca acaba llamada "problemas". Solo sé que todos los maestros que leo, entre ellos a Oprah Winfrey FUERON, personas muy sufrientes, que todo lo convertían en un problema, como el tuyo y el mío.

 Estos autores, encargados ahora de elevarnos y de enseñarnos a ser felices, fueron personas muy afligidas, que sufrieron cosas terribles, conocieron la pobreza, la humillación, el dolor físico  y un día literalmente, "se hartaron" de hacer de la mínima cosa cotidiana un "problema". Ese estado de consciencia "sin hacer de todo un problema" les llevó a conocer la abundancia, el reconocimiento y la salud en su cuerpo y relaciones  y ser dueños de sí mismos siendo grandes colaboradores con   la sociedad. 





http://www.youtube.com/watch?v=9HLHyAP2B-8

lunes, 27 de mayo de 2013

Me ha encantado este artículo de la revista Nuevo Dínamo que nos enseña a ser dueños emocionalmente de nosotros mismos ante lo que llamamos problemas o adversidad. En estos tiempos en que tantas personas no sabemos cómo comprender que una crisis económica no es el fin de nuestras vidas, sino una oportunidad para conectar con las personas que mantienen limpia su conexión con la provisión infinita e ininterrumpida del universo, este artículo nos enseña a estar templados ante nuestros propios miedos a la supervivencia.

Estos son tiempos en que todos los humanos que no hayamos resuelto internamente, es decir espiritualmente, nuestro miedo básico a no sobrevivir, vamos a experimentar cambios en nuestro desarrollo profesional que nos obligará a hacer esas reflexiones internas sí o sí. Si experimentas un terrible temor a no saber de dónde vendrán las oportunidades económicas, de dónde provendrá el dinero que necesitas para pagar las facturas diarias y este terror te está entorpeciendo las relaciones, la salud y la paz interior, este artículo te enseña a ser dueños de nosotros mismos emocionalmente y enfrentar ese miedo básico a no sobrevivir y resolverlo de una vez por todas. Recordemos que cada persona vive bajo su propio estado de consciencia. Si vemos a personas que todo parece que les  va bien y que los recursos les caen como caídos del cielo y sentimos una gran hostilidad, envidia y consternación hacia ese sujeto, debemos comprender que esa persona "atrajo" sus recursos con su estado de consciencia y que su bienestar interno fue más grande que las situaciones negativas que generó. Disfruta de este artículo que nos enseña a ser SIEMPRE dueños emocionalmente de nosotros mismos, y no solo cuando las cosas van bien, sino siempre.



http://nuevodinamo.com/madurez-emocional/

sábado, 6 de abril de 2013

PORQUE SE EXPERIMENTA ESCASEZ

Siempre experimentamos el contenido informativo de lo que enviamos a la matriz del universo con nuestras emociones y pensamientos. Es una ley universal como la gravedad. Una ley jamás para, jamás se detiene aunque no nos guste, una ley  en la naturaleza es un sistema inquebrantable. Por eso es radicalmente importante comprende la ley de atracción, la ley del pensamiento. Los sabios y científicos que toman un compromiso muy grande con el estudio de la experiencia física que vivirmos, personas mundialmente reconocidas, algunas de ellas con premios nobel y cientos de publicaciones ya no tienen ninguna duda de que el humano percibe su mundo según su estado interior. 

Estos científicos han corroborado con cientos de estudios que coinciden con la enseñanza de todas las tradiciones espirituales que la vida que nos rodea y que nosotros somos es una entidad única, una especie de matriz indivisible que solo en nuestro cerebro es decodificada como partes separadas, para que podamos jugar el gran juego de la vida. No hace falta ser un experto en física cuántica ni en estudio de las partículas más pequeñas que componen "todo" para aceptar la idea de que somos energía vibrando. La vibración de dicho campo es de tan alta frecuencia que hace que percibamos "objetos sólidos y separados" en nuestra experiencia sensorial. Pero en realidad siempre experimentamos la matriz única de vida, sin fragmentos. 

Hay dos maneras de percibir esta matriz y esto no tiene nada que ver con nuestros estudios intelectuales ni con nuestra formación, sino con nuestro sentido común. Algo para lo cual no se necesita ningún estudio. Una manera es percibir la matriz como amigable y la otra manera es percibirla como hostil. 

Cuando nuestra estructura de pensamiento habitual es percibir la matriz de vida única como hostil, experimentaremos escasez casi todo el tiempo y viviremos en un entorno que confirma nuestra orientación hacia la matriz hostil. Tendremos mucho miedo a que la matriz "nos robe" algo que consideramos "nuestro" y es casi seguro que en este estado de consciencia habitemos un país pobre o en una zona pobre de un país rico. Y esta situación no cambiará hasta que nuestro sentido común nos lleve a pensar que la matriz quizás sí sea amistosa y no hostil.  Como se nos educa para vivir en automático, casi el 100 por ciento de la gente repite la percepción de la matriz que tenían nuestros padres y abuelos. Por eso para experimentar otra clase de campo energético de la matriz de vida orientada hacia la abundancia es muy importante ver a nuestros familiares como personas en desarrollo igual que nosotros, amarlas con toda nuestra alma, pero tenemos la obligación de retar creencias que tengan que ver con que vivimos en un universo hostil e intentar cambiar esas creencias. Recordemos que nuestros parientes y mentores, los  que nos han inculcado la creencia de que la matriz es hostil, tienen una  versión "verdadera" en la que solo se percibe a la vida como amistosa. Y es esa versión en la que debemos fijarnos. Hasta que no confiamos en nuestro maestro interior, y solo en nuestro maestro interior, en nuestro "Espíritu" como única referencia, experimentaremos escasez de recursos una y otra vez y seremos personas muy "victimizadas". Seremos esa clase de persona que está convencida que el entorno en el que vive es responsable de la falta de recursos y oportunidades y perderemos muchísimas horas en el día en la culpar a políticos, socios, clientes, parientes, de nuestra falta de consciencia de abundancia. Y mientras la persona se obstine en que no gana dinero por culpa del gobierno de su país, experimentará sin excepción, un país decadente. Esto continuará así hasta que la persona cambie su consciencia hacia una matriz amistosa y afable. Solo entonces esa persona será removida de su entorno, o su entorno mejorará poco a poco . La persona pensará que es "azar" esa mejora, pero en realidad si experimenta mejoras en su entorno es porque ella ha cambiado por dentro. Estos cambios son paulatinos y se requiere mucha persistencia para lograr pasar de una matriz hostil a una amistosa. 
Hasta que uno no percibe la matriz de vida única como afable, como lo que es realmente, un sistema abundante, la persona percibirá en su experiencia carencia de todo tipo y siempre buscará un culpable externo. Solo asumir la responsabilidad interior de lo que pensamos la mayor parte del tiempo, trae cambios a nuestra vida. Solo hay una ventaja en no asumir jamás la responsabilidad interior de nuestras creencias: que no hay que hacer ningún esfuerzo por mejorar como persona . Pero esa "ventaja" no trae ningún resultado positivo a nuestras vidas. Si nos sentimos víctimas casi todo el tiempo de lo de "afuera" viviremos siempre en países subdesarrollados o en la zona decadente de un país desarrollado, o en el peor barrio de una zona desarrollada, o en la peor habitación de una casa hermosa. Hasta que no cambiemos por dentro, nuestro entorno siempre reflejará lo que creemos de la matriz única: hostil o amistosa. La persona auto-referida es siempre consciente de su estado de abundancia interior y si quiere cambios externos, los realiza en sí misma. Esta lección dura toda la vida y todos venimos a superarla.