Páginas vistas en total

jueves, 15 de julio de 2010

CAMBIA EL PARADIGMA....TODO ES DE DENTRO HACIA FUERA


Esta entrada es el testimonio de Olivia Reyes Mendoza, una de mis grandes maestras. Esta entrada está dedicada a esas personas que desean una pareja estable, o cualquier otro deseo...esta filosofía la podemos aplicar a cualquier deseo que tengamos. Dice Olivia Reyes:


Cuando me case seré feliz, cuando tenga hijos seré feliz, cuando me divorcie seré feliz, cuando tenga un nuevo trabajo, un carro nuevo, cuando me vuelva a casar seré feliz.

Siempre estamos esperando que todo sea perfecto para ser felices y la verdad es que nunca llegará el momento en que todo sea perfecto y si nos pasamos la vida esperando que toda la perfección llegue, entonces nunca seremos felices.
La realidad es que no necesitamos nada para ser felices, cualquier persona puede ser feliz en todo momento si decide olvidar la ilusión de los problemas.
La ilusión de las preocupaciones.
La ilusión del pasado
La ilusión de su dolor
En este mismo instante puedes ser totalmente feliz si apagas esa estática mental que te está diciendo “ Necesito que mi pareja cambie” “Necesito cambiar a mi pareja” “Necesito cambiarme a mi”
Cuando dejamos de discutir con la realidad y comenzamos a aceptarla entonces seremos mas felices y llenos de paz y amor.
Si no aceptamos nuestra realidad y seguimos pensando que las cosas deberían de ser distintas, todo nos debería ir mejor, la gente debería ser diferente, nosotros deberíamos tener mas de esto y menos de aquello… bla, bla, bla.
Si seguimos en ese estado de insatisfacción seguiremos atrayendo mas circunstancias y gente que nos hagan sentir tristes e insatisfechos.
Vivimos en un paradigma equivocado.
Y si seguimos esperando para ser felices tal vez el tiempo se nos termine, tal vez nunca vamos a tener todo lo que creemos necesitar, estamos dándole poder a esas cosas, el poder de nuestra propia felicidad lo estamos cediendo en manos de circunstancias externas.
La solución para todo esto es darle vuelta al paradigma y en lugar de esperar a que las cosas sucedan para ser felices, nosotros debemos ser felices para que las cosas sucedan.
Para cambiar este paradigma es necesario que no sigas esperando a ser feliz, mas bien tienes que ser feliz ahora.
Tienes que emitir frecuencias armoniosas para que atraigas a una pareja que sea armoniosa y sana. Y hasta que no seas feliz no serás una persona sana.
¿Puedes ver lo importante que es revertir el paradigma?
Durante años hemos venido haciendo las cosas a la inversa, es como poner la carroza delante del caballo y esperar a que avance, el caballo no puede empujar la carroza, mas bien tiene que ir enfrente para jalarla.
Ser feliz y emitir frecuencias vibracionales de felicidad es poner el caballo enfrente de la carroza y así de manera fácil comenzarás a atraer experiencias que antes creías necesitar para ser feliz.
Así es como funcionan las leyes del universo y ahora estás aprendiendo a utilizarlas a tu favor.
El primer ejercicio que te voy a pedir que lleves a cabo para revertir este paradigma es preguntarte:
¿Si ya tuviera a mi pareja ideal como me sentiría?
¿Si mi relación de pareja fuera la idónea como me sentiría?
Describe claramente que sentimientos te vienen a la mente, expresa con palabras esas emociones relacionadas con tu deseo y escríbelas en el espacio anterior.
Después elige un plan de acción para que puedas sentirte así sin necesidad de esperar a que tu pareja cambie, o que conozcas a tu pareja ideal.
Puede ser un plan relacionado con llevar a cabo actividades mas llenas de alegría y felicidad, salidas al cine, citas con amigos, ir a bailar, cenar tus platillos favoritos, convivir con amigos, tomar un fin de semana en un SPA, salir de vacaciones, comprar flores mas a menudo, darte regalos, tratarte amablemente como si tu mismo (a) fueras tu pareja ideal.
Es importante que elabores este plan y lo lleves a cabo porque solo así comenzarás a emitir las frecuencias que quieres recibir, tienes que enviar algo similar a lo que quieres recibir.
Y si te dedicas a sentir pena por tu soledad, o recordar las malas experiencias con tus parejas anteriores, o a llorar porque no te llevas bien con tu pareja actual--- todo esto te está ayudando a seguir atrayendo mas de lo mismo, nada cambia mientras no cambias tus vibraciones.
Durante mucho tiempo deseé casarme para poder ser muy feliz y tener una vida maravillosa de cuento de hadas, rodeada de amor, felicidad, armonía, paz, tranquilidad.
Eso nunca sucedió y pospuse mi felicidad por mucho tiempo, tuve varias parejas con las cuales creí que iba a casarme pero al final mi aprehensión y mal carácter terminaba ocasionándome problemas bastante serios.
Así que fui muy infeliz hasta cerca de los 30 años.
Cuando comencé a acercarme a esa edad dije “No voy a seguir esperando hasta casarme para ser feliz” ¿Qué tal si nunca me caso?
Y entonces decidí ser feliz sin importar mi soltería.
Cuando decidí que iba a ser feliz llegó mi pareja actual que es un hombre maravilloso. Y entonces inconscientemente revertí el paradigma y me volví en una mujer llena de amor, armonía, felicidad, romance, detalles, estabilidad emocional, todo lo que había creído necesitar llegó a mi una vez que dejé de estar esperando.
Olivia Reyes. Autora mexicana.

viernes, 2 de julio de 2010

OLVIDARME DE MÍ PARA SER MÁS YO

Una de las paradojas más sorprendentes que experimentaremos como humanos, es que la disminución de nuestro sentido de importancia, no valía, sino importancia...acelera la expansión de nuestra verdadera identidad, como un polluelo que rompe la cáscara del huevo para surgir. Cuando más reactivo seas a los hechos de "tu vida", eso indica que más pequeña es la consideración que tienes de ti mismo. Es decir que si cosas pequeñas alteran continuamente tu paz y sensación de valía, es porque estás en la garras de tu falso yo...en el que vive la mayoría de la gente del mundo aún. Obsesionarnos por nuestra historia, nuestro pasado, nuestras experiencias atraídas por defecto es el pasaporte a nunca saber quienes somos y a experimentar resultados en el mundo físico así de pequeños, como el yo que interpreta. Dedemos comprender que la "sensación" de ser un experimentador aislado nunca se irá...para que puedas "estar en el mundo" esa sensación de yo aparte es necesaria...es como encender la televisión. Necesitas de un pantalla y un ser que mira la pantalla. Bueno, todos tenemos esa sensación de experimentador aparte....es lógica esa sensación. Pero mirar con tu yo más elevado implica que hagas un esfuerzo consciente para no perderte en esa sensación de que eres un fragmento aislado...debes obligarte a buscar con tu OJO INTERNO, tu verdadero perímetro que no es el de tu cuerpo físico....pese a la sensación persistente de verte separado de los objetos y las personas. La vida es una, es una corriente única sucediendo ahora. Para que esta identidad real se instale en tu cerebro y la puedas verificar en tu "cotidianeidad" tienes que usar la voluntad, la imaginación y la inteligencia profunda emocional. Sino te perderás en cada experiencia, en cada emoción, en cada impacto sensorial que juzgamos todo el rato como "bueno o malo" y solo "es". Esta nueva perpectiva debe ser buscada a través del entendimiento, del estudio y de la reflexión. No llega sola. La tienes que provocar en ti. Cuando esto pasa, la obsesión contigo mismo y tus asuntos disminuye....y esta nueva perspectiva de ti, traspasa la capa sensorial y se manifiesta como resultados mejorados en tu universo físico. Lo que llamas "mi vida" ¿porqué? porque estás dejando que "Vida" impregne ese corral que llamas "mi vida", entonces el corral se hace más grande!! Tu experiencia por lo tanto, será más significativa.