Páginas vistas en total

viernes, 19 de marzo de 2010

EL INFINITO ROMANCE CON EL AHORA, LA ÚNICA RELACIÓN

Querido lector: quiero enseñarte hoy una nueva manera de relacionarse con las personas que puede que te suene extraño, pero puede resultar efectivo en tu vida de relaciones. Sé que te consideras una persona aparte. Estás tú y te rodea una cosa indescifrable lleva de objetos, animales, plantas y personas. Toda esa cosa que te rodea la llamas vida y aunque parezca que acontece fuera de ti, es la exteriorización de tu vibración en el momento. Es el espejo de tus sentimientos en el momento. He notado hace tiempo que parcelar mi vida en áreas me dejaba extenuada. Y que mi enfoque de las relaciones era producto del viejo paradigma del ego que reza que el humano existe como una porción aparte en un universo hostil. Tú no eres una persona. Eso es sólo la percepción que tienes de lo que puede llegar a ser el experimentador de lo que llamas vida diaria. Si te consideras una persona, verás personas por todas partes. Y "soy una persona" es sólo un objeto mental producto del aparato perceptor, pero no deja de ser un pensamiento. "soy todo el universo es otro objeto mental, otro pensamiento, pero más cercano a la "realidad". Pero lo que eres es una fluctuación, una perturbación en un tejido infinito que llamamos universo. Eres la totalidad, con una forma percibida sólo en tu cerebro que llamas mi yo personal. El humano es el único animal que se percibe aislado del resto de la existencia y ajeno a la perfección de la existencia.Es el único, salvo que se haya iluminado (y esto no es tan complicado) que no vive en unidad con la totalidad. Yo te propongo que no veas ahí fuera humanos, ni plantas, ni animales, ni cosas separadas de ti. Esto te costará bastante al principio y es probable que me escribas sumamente enfadado con este enfoque. Pero prueba este ejercicio durante un mes: prueba mejorar tu relación no con algo que llamas esposo, o algo que llamas tu perro, o algo que llamas una planta, o algo que llamas un jefe, o algo que llamas un automóvil. Toma la decisión de que vas a relacionarte con toda una masa que incluye al esposo, a la novia, al perro, al jefe, etc y que lo vas a hacer en este único momento que tienes: el ahora. El esposo, la planta, el perro son sólo formas que percibes aisladas para que jugar este juego sea divertido, claro y eficaz. Si vieras los átomos que no son más que puntitos de luz en un inmenso espacio vacío (eso es el esposo, la novia, la planta en "realidad") la vida o LEELA, no sería algo divertido. El creador ha sido listo y si no hubiese el juego de la percepción, no podríamos aprender, porque sólo veríamos los puntitos de luz que es la materia que compone al esposo, la planta, el perro, etc. Pero no debes dejar que la ilusión de las formas separadas te aleje del Ser y el Ser es el espacio que sostiene a todas esas formas que además cambian todo el tiempo. Si logras relacionarte con todas las formas que contenga el ahora en un intenso romance, en una intensa aceptación de lo que percibes, si logras no juzgar el movimiento y sonido de esas formas (sus actos y palabras) y las percibes sin interpretar como "bueno o malo", entonces te estás "unificando", te estás volviendo como el resto de la naturaleza que vive en unidad. Un exesposo que hace algo que no te gusta, es sólo una fluctuación cuántica, una arruga en el tejido del cosmos, que parece que "se mueve" y parece que emite sonidos. Eso es observar al ex-esposo sin ninguna interpretación posterior como "es un mal hombre, es un tonto, me ha abandonado, etc" En realidad estás observando a un homínido que se mueve y emite sonidos. "eso es la realidad". Todo lo demás, que es un tonto, que no sirve, que es malo....es una ABSTRACCIÓN de lo real. Y estas interpretaciones no las haces TÚ, el Ser, sino ese disfraz que llevas para aprender que se llama usualmente EGO. La única relación AMOROSA que debes contemplar es la que mantienes con TODO EL CONTENIDO DE FORMAS DEL AHORA. Y si haces ese pacto de amigabilidad con todo lo que está pasando ahora, con todas esas formitas...estás en contacto con tu verdadero Yo, el espacio más allá de las formas cambiantes . Verás que si te enamoras del momento presente, todas las formas se vuelven amigables, o en todo caso no son hostiles ya contigo. De pronto todo mejora con esta nueva relación: las formas llamadas personas te hallan atractivo, la forma llamada dinero acude a ti, la forma llamada naturaleza te saluda, la forma llamada pareja responde de otro modo. Y eso es todo: aceptas todo el contenido del presente, el único tiempo que existe y desde esta aceptación, desde este enamoramiento, todo fluye...Los demás no son los demás...son tú desde otro punto de la consciencia por eso enamorarse del momento presente, es tan importante. Y enamorarte de ti es tan radical, porque tú y el universo sois lo mismo. El mundo fluye de ti, pese a la ilusión de los sentidos.

miércoles, 3 de marzo de 2010

ERES UNA CREACIÓN MAGNÍFICA


La vida es más sencilla de lo que creemos. En realidad todo lo que experimentas tiene que ver con el grado de relación con la magnificencia que eres. Todo el universo, con sus galaxias, planetas, seres sintientes, mundo mineral, vegetal y humano pasa por ti cada instante. Ya hemos estudiado que el tiempo de reloj es una convención que necesitamos para experimentar la vida en una secuencia que sea saludable al cerebro. Pero sabemos que sólo existe el ahora. Todo el universo está pasando por ti en estos momentos con sus innumerables formas , texturas y fuerzas. Si eres capaz de emocionarte ante la imagen de un delfín despegándose del pelo del agua del océano o ante el nacimiento de un cachorro de león, o ante cualquier manifestación de la Vida, es porque tú eres esa belleza y esa inteligencia. Sólo hay una razón por la que no te percibes como una creación magnífica, inigualable que jamás en la historia de la humanidad va a repetirse. Y esa razón es el condicionamiento. La verdadera autoestima no es más que reconocer que tú y el universo es la misma cosa, que ambos tenéis la misma fuente y que la idea de que existes separado de los bellos patrones del universo, es una idea falsa aprendida. No existe nada más hermoso que tú, te veas como te veas a ti mismo bajo los innumerables disfraces de la crítica. Ya sabes que la auto-crítica despiadada viene de nuestro falso yo. Piensa en un momento en una galaxia. Piensa en Andrómeda, imagina esa forma exquisita, todo ese brillante material lleno de organización, despliegue de grandes escalas y belleza. Piensa ahora en un paisaje natural imponente: el gran cañón del Colorado por ejemplo. Piensa en una rosa fresca y florecida. Eres eso literalmente, ya que tu material y el de Andrómeda y el del Gran Cañón es el mismo material. ¿Te imaginas a esa galaxia con problemas de autoestima? No puedes imaginar eso porque salvo el hombre, nada en la existencia tiene ego. Eres la existencia, vienes de la existencia, por lo tanto eres magnífico. Tu perímetro es extenso, tu belleza inmaculada. Y así debes percibirte y tratarte. Porque esa es tu verdad, allende a las voces del mundo y de tus propias voces. La única voz que debes escuchar es la del Espíritu.