Páginas vistas en total

miércoles, 29 de mayo de 2013

PORQUÉ HACEMOS DE TODO UN PROBLEMA

En esta maravillosa serie del Alma de Oprah Winfrey con uno de los mayores sabios de nuestro tiempo : Eckhart Tolle, se expone nuestra crónica necesidad de convertir todo en un problema, culpar a los otros o al exterior de nuestra falta de claridad para percibir hechos neutros y la cantidad de energía desperdiciada en la identificación mental con algo que llamamos "problemas". Son solo  retos "estándares" del Ser Humano: el trabajo, las relaciones, la salud. Si pensamos  que en este momento ningún ser humano entiende "nuestro  grave problema", y que a lo largo de los millones de años que el humano puebla el planeta, solo nosotros "estamos padeciendo justamente eso", este maestro nos enseña a no identificarnos con esa cosa pegadiza que nunca acaba llamada "problemas". Solo sé que todos los maestros que leo, entre ellos a Oprah Winfrey FUERON, personas muy sufrientes, que todo lo convertían en un problema, como el tuyo y el mío.

 Estos autores, encargados ahora de elevarnos y de enseñarnos a ser felices, fueron personas muy afligidas, que sufrieron cosas terribles, conocieron la pobreza, la humillación, el dolor físico  y un día literalmente, "se hartaron" de hacer de la mínima cosa cotidiana un "problema". Ese estado de consciencia "sin hacer de todo un problema" les llevó a conocer la abundancia, el reconocimiento y la salud en su cuerpo y relaciones  y ser dueños de sí mismos siendo grandes colaboradores con   la sociedad. 





http://www.youtube.com/watch?v=9HLHyAP2B-8

lunes, 27 de mayo de 2013

Me ha encantado este artículo de la revista Nuevo Dínamo que nos enseña a ser dueños emocionalmente de nosotros mismos ante lo que llamamos problemas o adversidad. En estos tiempos en que tantas personas no sabemos cómo comprender que una crisis económica no es el fin de nuestras vidas, sino una oportunidad para conectar con las personas que mantienen limpia su conexión con la provisión infinita e ininterrumpida del universo, este artículo nos enseña a estar templados ante nuestros propios miedos a la supervivencia.

Estos son tiempos en que todos los humanos que no hayamos resuelto internamente, es decir espiritualmente, nuestro miedo básico a no sobrevivir, vamos a experimentar cambios en nuestro desarrollo profesional que nos obligará a hacer esas reflexiones internas sí o sí. Si experimentas un terrible temor a no saber de dónde vendrán las oportunidades económicas, de dónde provendrá el dinero que necesitas para pagar las facturas diarias y este terror te está entorpeciendo las relaciones, la salud y la paz interior, este artículo te enseña a ser dueños de nosotros mismos emocionalmente y enfrentar ese miedo básico a no sobrevivir y resolverlo de una vez por todas. Recordemos que cada persona vive bajo su propio estado de consciencia. Si vemos a personas que todo parece que les  va bien y que los recursos les caen como caídos del cielo y sentimos una gran hostilidad, envidia y consternación hacia ese sujeto, debemos comprender que esa persona "atrajo" sus recursos con su estado de consciencia y que su bienestar interno fue más grande que las situaciones negativas que generó. Disfruta de este artículo que nos enseña a ser SIEMPRE dueños emocionalmente de nosotros mismos, y no solo cuando las cosas van bien, sino siempre.



http://nuevodinamo.com/madurez-emocional/

sábado, 6 de abril de 2013

PORQUE SE EXPERIMENTA ESCASEZ

Siempre experimentamos el contenido informativo de lo que enviamos a la matriz del universo con nuestras emociones y pensamientos. Es una ley universal como la gravedad. Una ley jamás para, jamás se detiene aunque no nos guste, una ley  en la naturaleza es un sistema inquebrantable. Por eso es radicalmente importante comprende la ley de atracción, la ley del pensamiento. Los sabios y científicos que toman un compromiso muy grande con el estudio de la experiencia física que vivirmos, personas mundialmente reconocidas, algunas de ellas con premios nobel y cientos de publicaciones ya no tienen ninguna duda de que el humano percibe su mundo según su estado interior. 

Estos científicos han corroborado con cientos de estudios que coinciden con la enseñanza de todas las tradiciones espirituales que la vida que nos rodea y que nosotros somos es una entidad única, una especie de matriz indivisible que solo en nuestro cerebro es decodificada como partes separadas, para que podamos jugar el gran juego de la vida. No hace falta ser un experto en física cuántica ni en estudio de las partículas más pequeñas que componen "todo" para aceptar la idea de que somos energía vibrando. La vibración de dicho campo es de tan alta frecuencia que hace que percibamos "objetos sólidos y separados" en nuestra experiencia sensorial. Pero en realidad siempre experimentamos la matriz única de vida, sin fragmentos. 

Hay dos maneras de percibir esta matriz y esto no tiene nada que ver con nuestros estudios intelectuales ni con nuestra formación, sino con nuestro sentido común. Algo para lo cual no se necesita ningún estudio. Una manera es percibir la matriz como amigable y la otra manera es percibirla como hostil. 

Cuando nuestra estructura de pensamiento habitual es percibir la matriz de vida única como hostil, experimentaremos escasez casi todo el tiempo y viviremos en un entorno que confirma nuestra orientación hacia la matriz hostil. Tendremos mucho miedo a que la matriz "nos robe" algo que consideramos "nuestro" y es casi seguro que en este estado de consciencia habitemos un país pobre o en una zona pobre de un país rico. Y esta situación no cambiará hasta que nuestro sentido común nos lleve a pensar que la matriz quizás sí sea amistosa y no hostil.  Como se nos educa para vivir en automático, casi el 100 por ciento de la gente repite la percepción de la matriz que tenían nuestros padres y abuelos. Por eso para experimentar otra clase de campo energético de la matriz de vida orientada hacia la abundancia es muy importante ver a nuestros familiares como personas en desarrollo igual que nosotros, amarlas con toda nuestra alma, pero tenemos la obligación de retar creencias que tengan que ver con que vivimos en un universo hostil e intentar cambiar esas creencias. Recordemos que nuestros parientes y mentores, los  que nos han inculcado la creencia de que la matriz es hostil, tienen una  versión "verdadera" en la que solo se percibe a la vida como amistosa. Y es esa versión en la que debemos fijarnos. Hasta que no confiamos en nuestro maestro interior, y solo en nuestro maestro interior, en nuestro "Espíritu" como única referencia, experimentaremos escasez de recursos una y otra vez y seremos personas muy "victimizadas". Seremos esa clase de persona que está convencida que el entorno en el que vive es responsable de la falta de recursos y oportunidades y perderemos muchísimas horas en el día en la culpar a políticos, socios, clientes, parientes, de nuestra falta de consciencia de abundancia. Y mientras la persona se obstine en que no gana dinero por culpa del gobierno de su país, experimentará sin excepción, un país decadente. Esto continuará así hasta que la persona cambie su consciencia hacia una matriz amistosa y afable. Solo entonces esa persona será removida de su entorno, o su entorno mejorará poco a poco . La persona pensará que es "azar" esa mejora, pero en realidad si experimenta mejoras en su entorno es porque ella ha cambiado por dentro. Estos cambios son paulatinos y se requiere mucha persistencia para lograr pasar de una matriz hostil a una amistosa. 
Hasta que uno no percibe la matriz de vida única como afable, como lo que es realmente, un sistema abundante, la persona percibirá en su experiencia carencia de todo tipo y siempre buscará un culpable externo. Solo asumir la responsabilidad interior de lo que pensamos la mayor parte del tiempo, trae cambios a nuestra vida. Solo hay una ventaja en no asumir jamás la responsabilidad interior de nuestras creencias: que no hay que hacer ningún esfuerzo por mejorar como persona . Pero esa "ventaja" no trae ningún resultado positivo a nuestras vidas. Si nos sentimos víctimas casi todo el tiempo de lo de "afuera" viviremos siempre en países subdesarrollados o en la zona decadente de un país desarrollado, o en el peor barrio de una zona desarrollada, o en la peor habitación de una casa hermosa. Hasta que no cambiemos por dentro, nuestro entorno siempre reflejará lo que creemos de la matriz única: hostil o amistosa. La persona auto-referida es siempre consciente de su estado de abundancia interior y si quiere cambios externos, los realiza en sí misma. Esta lección dura toda la vida y todos venimos a superarla. 

martes, 26 de marzo de 2013

LA PARADOJA DE PERDER LA OBSESIÓN POR EL YO, EL MÍO, EL NUESTRO

Recordemos que todos los humanos tenemos un chip en la mente, una idea mental sobre nuestra verdadera identidad que en la mayoría de los casos nunca ha sido puesta en tela de juicio ni retada mentalmente. Esa idea sobre nosotros mismos como una identidad separada del resto de los humanos y de la vida toda se le llama EGO. El ego de toda persona es igual, tiene una estructura: Existo aparte y estoy en continua amenaza de aniquilación, de pérdida, de sufrimiento, de devastación.

Esa estructura mental está en cada persona más o menos activa o latente, según su grado de exploración sobre lo que la vida puede llegar a ser en realidad. El ego nos mantiene en un continuo estado de obsesión mental sobre nosotros mismos y nuestra "importancia" y justamente "nuestra importancia real como criaturas espirituales con experiencia humana" no puede expresarse en su totalidad. Porque la inteligencia que nos guía es la de la obsesión por no ser heridos ni aniquilidos y esa energía es de potencia bajísima. Por lo tanto, todo lo que se atrae desde ese estado de consciencia obsesivo con uno mismo o con una extensión del yo , es siempre de baja frecuencia vibratoria por lo tanto, eso se convierte en experiencias vitales limitadas.  Paradójicamenete, cuando la mente se rinde a estar defendiendo continuamente la obsesión por el "yo y mi historia", una inteligencia superior es la que regula "nuestros asusntos" y es cuando las cosas comienzan a funcionar de un modo natural y elevado. Jesús dijo algo así como "piérdete a ti mismo y sígueme". Mi interpretación de esa frase es: "deja de obsesionarte con algo llamado MIS  problemas" y deja que la energía que sostiene a toda la vida, a las galaxias, a los animales, a las plantas, etc...opere en tus asuntos.

La dos únicas razones por las que no vemos todo interconectado en el universo es por la estructura de la experiencia sensorial que nos hace ver la totalidad fragmentada en "trozos" y por la estructura psicológica del Ego, que nos hace ver siempre como formas amenazadas por otras formas de vida. Desde esta visión del universo, siempre la persona se sentirá en peligro y por lo tanto atraerá esas situaciones que teme por la ley universal de la atracción.

Pero cuando poco a poco dejamos de obsesionarnos con nuestra falsa identidad , con nuestra obsesión por  defender a toda costa nuestra importancia, ocurre algo totalmente paradójico y contradictorio: nuestra vida personal mejora. Al "perderte a ti mismo y sus derivados: mío y nuestro, la vida coopera de verdad contigo. Cuando te amigas a una noción de "yo expandido" que incluye a todas las formas de vida y te sientes parte indivisible de "eso", es cuando la historia personal de un individuo toca cotas que jamás puede tocar desde la obsesión por uno mismo. La obsesión por uno mismo abarca también los fanatismos religiosos, familiares, seculares, empresariales, y cualquier obsesión con una idea de "yo soy esto y todo lo demás es distinto de esto que soy". Desde esta obsesión jamás se crece porque la idea que uno tiene de sí mismo es totalmente condicionada. A la profesión, al apellido, al rol pasajero que uno esté cumpliendo y esos roles siempre son efímeros. Por lo tanto si deseas que una inteligencia superior se encargue de operar en tus asuntos, es imprescindible retar la idea esclavizante de tener un yo en permanente estado de amenaza. Cuando te pierdes a ti mismo, una idea sobre lo que somos alivia tu existencia. Ya no te puedes ofender permanentemente con cada pequeño cambio vital, con cada incomodidad vital, con cada pequeña frustración. Ya no hay un "yo obsesivo" que esté siempre enfadado, ofendido, triste, consternado, confuso....te rindes a la idea que eres uno con la Vida. Cristo decía: "quiero que seais Vida", lo cual yo lo interpreto como que deseaba que la gente comprendiera que uno y Vida es lo mismo, por lo tanto es siempre sostenido por esa estructura.