Páginas vistas en total

lunes, 18 de enero de 2010

LA OTREDAD Y EL OCÉANO

La otredad y el océano.

Piensa en un momento en el océano. El océano como entidad material es la representación más cercana a tu identidad real. Imagínate frente al océano. Es un todo, una masa inmensa de agua en la superficie con una vida impresionante dentro. De pronto ves olas en la superficie. Cada ola es distinta y jamás se repite. Cada ola “parece tener una identidad”, cada ola parece distinta de las otras olas y distinta del océano. ¿a que sí? Mientras miras el océano tienes a veces la sensación de que cada ola es distinta al océano, como una entidad separada. Imagina que una de esas olas, que es sólo una “fluctuación” en la totalidad de la masa de agua tuviera voz humana y dijera en voz alta: “¡yo soy una ola independiente del resto del océano!”. A que si presenciaras dicho acto egótico de la ola, te parecería que la ola se está “equivocando en su percepción” de sí misma. Si pudieras hablar con esa ola siempre cambiante, no irías a decirle: oye ola, bonita, eres muy bella pero desde fuera, desde la playa, yo no veo que tú seas algo “separado” del resto del océano. Más bien todo lo contrario, yo como humano lo que veo desde esta perspectiva más lejana de ti, es que incluso llamarte “tú” es una ilusión que tienes. Me parece ola que estás bastante engañada en tu percepción, como humano que te observa desde la playa creo que eres lo mismo que el océano, solo que esa fluctuación de agua que eres “parece” que eres otra cosa distinta del resto de las olas y del resto del océano. Bueno, no sé, como humano con una perspectiva “más alta” de ti, creo que tu mente de ola está confundida. Confundes que sólo eres una “fluctuación” de la misma agua, con que eres algo “distinto” del agua. ¿Comprendes ola lo que “yo” como humano quiero enseñarte?: No deberías sentir jamás que te va a faltar “agua” ni que no eres “agua”. Vamos desde mi postura humana, está más que claro. Además he observado ola, que jamás eres la misma todo el tiempo. Quizás tú te veas como una ola “petrificada”, pero lo que “yo” como humano puedo observar es que tus fluctuaciones de agua que eres, siempre son distintas. Eso significa que nunca eres “la misma ola”, por lo tanto ola, si “yo” fuera tú no me haría problemas por tu pasado de ola ¡si nunca eres la misma fluctuación de agua! ¿Cómo vas a preocuparte por lo que has hecho o harás como ola, si nunca eres la misma? Vamos, que “yo” como humano observo la tontería de tu mente al preocuparte por la “ola que fuiste y sus problemas, o por la ola que serás y sus problemas” si “yo” como humano observo que a cada instante eres “una ola nueva”. Vamos, ola me parece una tremenda ilusión de tu mente que te preocupes por estas cosas del pasado y del futuro y que incluso te sientas que eres otra cosa que el resto de las olas, cuando me hablas de tus conflictos “con las otras olas” ¡qué tontería ola, verte distinta de las otras olas! Y también debo decirte que me hables de que sientes carencia de agua y de amor de parte de otras olas y del océano, es una ridiculez mental inaudita para mí, que como humano te observo desde la playa. ¿Cómo va a faltarte agua si eres agua? ¿y cómo va a faltarte amor de otras olas si no existen otras olas? ¿No ves que tú eres la misma agua, pero te parece que existe “esa otredad”? Es que vives bajo una ilusión ola, que “yo” como humano desde fuera de ti te observa con cariño.

La ola se queda pensativa un rato y le dice al humano: “lo mismo pienso de ti, estás bajo la ilusión de la “otredad”. De que eres distinto a otros y a tu fuente de vida, que no debes preocuparte porque eres la fuente de vida, que si construyes cercos eléctricos en tu cada es porque vives bajo la ilusión de la “otredad”. Que si sientes carencia y falta de amor, es porque estás bajo la ilusión de la “otredad”. Ambos , tú como fluctuación de la totalidad que eres, como una arruga cuántica que eres del todo y yo como lo mismo, estamos muy ilusionados. ¡QUÉ BUENO DESCUBRIRLO HUMANO! El miedo que sentimos es porque creemos en que existe “esa otredad” y de ese sentimiento nacen todas nuestras acciones y reacciones en la vida, y ésta “realidad” no es real. Es ilusoria. Y entonces el hombre entró en el mar y el mar entró en el hombre en un profundo abrazo de entendimiento.

viernes, 15 de enero de 2010

EL SILENCIO INTERNO, DISPONIBLE LAS 24 HS

El equivalente externo del silencio interno es lo que se conoce como felicidad duradera. No importa cuánto hayamos complicado nuestras vidas, ya que mientras el ego dirija nuestras vida las complicaciones, es decir "que las cosas vayan mal" será algo que ocurra muy a menudo. Pero siempre podemos recurrir a la esencia de quienes somos buscando el silencio inteior. Ese espacio libre de formas mentales, es decir del continuo discurrir de un pensamiento tras otro. Tener actividad mental no es lo mismo que pensar conscientemente. El silencio interior es el lienzo en blanco al que siempre podemos recurrir en busca de la solución a cualquier problema que se presente. Es el equivalente a estar "presentes" en un ahora limpio, despojado de toda interpretación o juicio evaluativo. Recordemos que la mente siempre está evaluando, autoprotegiéndose, criticando, juzgando. Pero no somos la mente, somos la consciencia pura que observa la mente. Si durante el día, cuando te enfrentes a retos, y una fuerte reacción emocional se apodera de ti, haz este ejercicio: observa al pensador compulsivo.Mírate con infinita compasión y dite a ti mismo: yo no soy esta experiencia, soy quien la observa. Esto es lo mismo a decir que "te amigas al momento presente". Este acto de buscar el silencio interno en cualquier monento del día, es la única práctica espiritual auténtica. Ya puedes asistir a 150 seminarios sobre evolución, a complicadas charlas sobre cómo vivir mejor, pero lo cierto es que el verdadero poder lo tenemos siempre al alcance de la mano: amigándonos al presente, pase lo que pase el él. Esto es ir "hacia el silencio interno sin juicios sobre si lo que está pasando está bien o mal" ya que solo "es". Este poder de acceder a la esencia está siempre disponible, no hace falta asistir a millones de cursos. Se trata de observar la mente la mayor parte del día, intentando conocer al pensador. Y hacer de esta práctica lo más duradera que se pueda.

martes, 12 de enero de 2010

VENCER LA INERCIA PENTA-SENSORIAL

No sólo nos resistimos al Espíritu inmanifestado que somos por condicionamiento social. Una de las razones principales es por el condicionamiento que produce en nosotros creer que el mundo físico que experimentamos es algo "ajeno a nosotros, compuesto de piezas separadas, correlativo, diviso, fragmentado en trozos temporales, ajeno a nuestra implicación". También pensamos que la realidad es "percibida por el cerebro", en un acto dónde hay una separación entre el observador y lo observado. En otra entrada, publicaré una disertación más exhaustiva a nivel científico de porqué vivimos en ese paradigma, pero el objetivo de esta entrada es acercarte a una percepción más fina de ti mismo. Lo cierto es que la realidad que experimentamos es totalmente subjetiva y personal según nuestra frecuencia vibratoria. Pero en términos lo más claros que puedo ofrecer, tú eres todo el universo, simultáneamente que se percibe a sí mismo como un patrón circunscripto y en una secuencia temporal. Tienes "la sensación de ser un yo aparte en una línea cronológica que tiene un inicio y un fin". Esa sensación, esa "percepción", ese error del intelecto, como ya hemos estudiado juntos se le llama ego. Esta sensación o percepción de que existimos como un observador aparte sirve para "poder desarrollar nuestra meta humana", pero perderse en esta percepción es lo que se conoce como "pensamiento condicionado".El ego particular de cada humano percibe el universo que experimenta como una realidad separada, fragmentada y en línea secuencial. Pero tu cuerpo real es TODO el universo ocurriendo AHORA. Este paradigma comprobado una y otra vez por los físicos cuánticos, no puede convertirse en parte de tu experiencia si no logras establecer un compromiso con su estudio diario y a fondo. Toda persona de éxito en el planeta, usa el nuevo paradigma, lo sepa o no. Esto cambia radicalmente la percepción que tenemos de "nosotros mismos". Para vencer la inercia en los pensamientos que produce la percepción del mundo como "una cosa y otra cosa", haz este ejercicio mental: imagina que pasas por alto el "aire" que hay entre un árbol y tú y lo consideras parte de tu cuerpo. También imagina que pasas por alto, el "espacio" que hay entre otro ser humano y tú y lo consideras también parte de tu cuerpo. Lo cierto es que a nivel cuántico, la realidad "es así". En el nivel cuántico, dónde debes oradar la ilusión penta-sensorial, te ves "unificado" a todo lo que existe. En ese nivel de percepción, si tuvieras unas "gafas cuánticas" los sentidos no te engañarían. Verías directamente tu conexión tanto con el árbol como con otro ser humano. Una de las claves principales para cambiar de paradigma, es intentar "usar esas gafas cuánticas" y percibir todo de manera directa y tal como es: una corriente indivisa y simultánea multidimensional dónde pasado y futuro se funden en un ahora indiviso. Eterno no significa : tiempo que no termina nunca, sino: No tiempo. Poco a poco iremos arribando a estos conceptos juntos, porque yo estoy aprendiendo contigo, para que el nuevo paradigma pase de ser "una creencia" a un "conocimiento". Cuando el nuevo paradigma impregna tu ser y dónde pasas de la fuerte sensación de ser "un yo aparte" a "sentir" con cada una de tus células que eres un yo unificado a todo el universo, eso indica claramente que el nuevo paradigma de quien eres en realidad "se ha filtrado a tu subconsciente". Es sólo el conocimiento subconsciente el que da resultados en el mundo de la experiencia. Por eso hay que ser constante y disciplinado en el estudio del verdadero Yo, para ir poco a poco desoyendo las voces limitantes del yo o ego. Cuando tu diálogo interno "tiende" a la unidad en lugar de tender a la separación o aislamiento, estás en buen camino. El síntoma principal de que estamos encaminados es que el miedo en cualquiera de sus contenidos, comienza a declinar, reemplazándose por un sentimiento de confianza. Tienes la sensación de "pertenencia" y la paz interior se mantiene estable, con oscilaciones cuando ocurre algo "malo", pero en general la persona instalada en el nuevo paradigma tiene como síntoma principal "una paz más allá de toda comprensión" y no tiene grandes oscilaciones emocionales. Esta meseta interior estable define a todas las personas que logran metas importantes. Se trata de un sano y equilibrado entusiasmo lleno de paz que es muy diferente a lo que entiende por felicidad el ego, que sólo dura unos momentos luego de un logro y que se pierde fácilmente. Ese estadio mental-emocional de paz inalterable, es un gran frecuencia vibratoria. Toda tendencia, pensamiento y acción que provenga de este estadio será evolutiva y tendiente al amor.

domingo, 3 de enero de 2010

INFORMAR AL UNIVERSO DE NUESTRAS METAS

El inicio de un nuevo año es sólo un concepto mental. En realidad se está en el mismo momento de "siempre", el Ahora, pero el contenido de las formas va cambiando en una sucesión de fenómenos que el cerebro interpreta en una línea cronológica. Es fundamental para el alcance de un nuevo estado de consciencia intentar comprender este concepto lo más que se pueda con la mente convencional. Todo el Universo es NO LOCAL Y NO TEMPORAL. Todo está en todas partes al mismo tiempo, de modo simultáneo. Incorporar este pensamiento en nuestra mente algorítmica puede llevar cierto tiempo de reloj de estudio, pero una vez incorporado este concepto en nuestra mente, los resultados son increíbles. Del mismo modo que todo el planeta ya tiene incorporado el concepto de redondez de la tierra, incluso no habiendo visto nunca la televisión. Es una idea ya arraigada en el subconsciente colectivo.
Esto indica que todo deseo para el 2010 por ejemplo, ya está manifestado en el universo inmanifestado. Y está manifestado potencialmente ahora, no en el futuro. Pero el universo tiene leyes para que los humanos podamos desarrollar nuestra vida, que si las conocemos, nos acompasamos con su ritmo de manifestación.

En una buena meta iniciar esa "idea de año nuevo" dedicándole uno o varios días a definir metas que deseemos alcanzar y que sean creíbles para nosotros.
Intenta definir lo más claramente posible qué quieres realmente con datos muy precisos y claros. Recuerda que la ley de la atracción devuelve tus deseos inmediatamente, pero si no somos precisos, los resultados llegan, pero están "como esparcidos". El universo, por ley, jamás deja un deseo sin manifestar. Pero somos nosotros los que no sabemos bien "como recibir".
Una forma es hacer una lista escrita de al menos 10 metas concretas para el año. Si no sabes bien qué quieres, una meta muy clara es "deseo adquirir conocimientos para investigar qué quiero de verdad, a través de libros, vídeos o maestros físicos". Esa meta ya es concreta. Pero intenta darte unos días para saber qué quiere tu alma. Tu ego quiere muchas cosas, y tu desafío es descubrir cuáles son los deseos que vienen del Ego y cuáles los del Alma. Por ejemplo, si deseas más dinero, da al universo la instrucción exacta de la cantidad que quieres y el bien que estás destinado a dar a cambio. Si no tienes claro que puedes dar a cambio al universo en ese intercambio de servicios, al menos promete que dedicarás el año a investigarlo. Es importante comprender que si bien este universo es sumamente magnánimo, para recibir tienes que dar. Es un flujo de energía constante la vida. Muchas personas esperan recibir grandes cantidades de dinero, sentadas en el sofá mirando la televisión. Esto no funciona así, tienes que estar dispuesto a encontrar tus capacidades innatas y desarrollarlas.
Los enunciados deben ser redactados en momento presente, "como si ya los hubieses alcanzado" y lo más efectivo es acompañar esos enunciados con imágenes que puedes recortar de revistas, o buscar en internet para que el cerebro pueda tener más concreta la información. Cuánta más precisión le des al Universo, éste responderá de modo más preciso.

Intenta que la lista incluya todos los aspectos de tu vida: SALUD, PROSPERIDAD Y RELACIONES. La realización es la conjunción de estas tres áreas y todas se complementan.
Las instrucciones que damos al Universo no deben interferir en el libre albedrío de ninguna persona. Si deseas manifestar una pareja, y estás interesado en alguien, no coloques en tu lista: "deseo que Alvaro me ame", porque ese deseo vendrá en tu contra, ya que es un deseo del ego. Pero puedes enunciar: "tengo una magnífica relación con un hombre estupendo que me ama, respeta y valora". Una vez que tengas tus enunciados, haz sub-enunciados en los que definas qué acciones piensas tomar al respecto. Aunque el universo se reorganizará alrededor de tu deseo de modos insospechados, es importante que la acción siga al pensamiento. Si deseas conocer a tu alma gemela, tienes más posibilidades tomando ciertas acciones, que quedándote en casa en bata. Una vez que tengas las metas en todas las áreas y las sub-metas con sus correspondientes acciones, debes entregarlas psicológicamente al universo sabiendo que lo que has pedido ya ha sido captado por la inteligencia universal.
Ejemplo:

Salud: "tengo una excelente salud y bienestar físico". Meta: incribirme en un gimnasio cercano a casa. Sub-meta: concurrir a las clases de baile dos veces por semana.

Trabajo: "trabajo haciendo lo que más me gusta y con personas que me valoran y a las que valoro, juntos logramos mucha prosperidad y alegría". Meta: adquirir información sobre cómo han logrado su vocación las personas que me inspiran. Comprar libros al respecto. Sub-meta: leer esos libros al menos una hora cada día, preferentemente por la mañana y la noche. Mientras tanto haré con suma alegría y agradecimiento el trabajo que tengo ahora, sabiendo que voy hacia uno mejor.

Cuánto más específico seas más comprometido te sentirás y más entusiasmado. Como ves si no sabes bien lo que quieres (algo que pasa a la mayoría) el primer y esencial paso es pedirle al Universo "información sobre lo que quiere mi alma". El universo es tú y está disponible las 24 horas del día.