Páginas vistas en total

martes, 3 de enero de 2012

LA IMPORTANCIA DEL ESPACIO

El universo en el que vivimos odia el vacío. La matriz de vida que habitamos ocupará siempre nuestro mundo con el resultado de nuestros pensamientos predominantes. Nuestro día se desempeña en base a una caja mental hecha de pasado. Para acceder a nuevos patrones de información energéticos, nuevas experiencias más grandes y potentes, debemos abandonar esa caja, partir de una caja nueva solo llena de espacio. Es mucho más importante en nuestra vida el espacio que el contenido. Para que lleguen experiencias nuevas a nuestra vida, hay que hacer espacio. Desechar todo aquello que ya se ha repetido hasta la saciedad: pensamientos repetidos de escasez, de soledad, de abandono, de imposibilidad. El universo no puede ofrecer nuevos patrones de realidad si partimos de una caja mental llena de estos desechos.
Tú no eres tu historia personal metida en esa caja. Ante todo y esencialmente eres ESPACIO, sin contenido.  Sin drama. Sin historia personal. Todo eso es pensamiento, más no eres tus pensamientos. Eres el espacio. Si sales a la calle pensando en el espacio que eres, sin historia, sin el culebrón continuo sobre el dinero, sobre las relaciones que tienes, sobre el jefe, sobre la economía mundial, sobre tu salud y decides salirte de esa caja mental con todas esas historias que no son más que pensamientos repetidos, entonces el universo puede operar y generar nuevos patrones para ti. El trabajo ideal, la casa ideal, las metas que valgan la pena, la relación ideal necesitan de espacio para generarse en el universo físico. No pueden generarse si partimos de una caja mental llena de limitación y carencia. Hagamos espacio para lo nuevo y dejemos partir lo que ya no necesitamos. Siempre en tu vida el espacio será más importante que el contenido de tu vida.