Páginas vistas en total

viernes, 2 de julio de 2010

OLVIDARME DE MÍ PARA SER MÁS YO

Una de las paradojas más sorprendentes que experimentaremos como humanos, es que la disminución de nuestro sentido de importancia, no valía, sino importancia...acelera la expansión de nuestra verdadera identidad, como un polluelo que rompe la cáscara del huevo para surgir. Cuando más reactivo seas a los hechos de "tu vida", eso indica que más pequeña es la consideración que tienes de ti mismo. Es decir que si cosas pequeñas alteran continuamente tu paz y sensación de valía, es porque estás en la garras de tu falso yo...en el que vive la mayoría de la gente del mundo aún. Obsesionarnos por nuestra historia, nuestro pasado, nuestras experiencias atraídas por defecto es el pasaporte a nunca saber quienes somos y a experimentar resultados en el mundo físico así de pequeños, como el yo que interpreta. Dedemos comprender que la "sensación" de ser un experimentador aislado nunca se irá...para que puedas "estar en el mundo" esa sensación de yo aparte es necesaria...es como encender la televisión. Necesitas de un pantalla y un ser que mira la pantalla. Bueno, todos tenemos esa sensación de experimentador aparte....es lógica esa sensación. Pero mirar con tu yo más elevado implica que hagas un esfuerzo consciente para no perderte en esa sensación de que eres un fragmento aislado...debes obligarte a buscar con tu OJO INTERNO, tu verdadero perímetro que no es el de tu cuerpo físico....pese a la sensación persistente de verte separado de los objetos y las personas. La vida es una, es una corriente única sucediendo ahora. Para que esta identidad real se instale en tu cerebro y la puedas verificar en tu "cotidianeidad" tienes que usar la voluntad, la imaginación y la inteligencia profunda emocional. Sino te perderás en cada experiencia, en cada emoción, en cada impacto sensorial que juzgamos todo el rato como "bueno o malo" y solo "es". Esta nueva perpectiva debe ser buscada a través del entendimiento, del estudio y de la reflexión. No llega sola. La tienes que provocar en ti. Cuando esto pasa, la obsesión contigo mismo y tus asuntos disminuye....y esta nueva perspectiva de ti, traspasa la capa sensorial y se manifiesta como resultados mejorados en tu universo físico. Lo que llamas "mi vida" ¿porqué? porque estás dejando que "Vida" impregne ese corral que llamas "mi vida", entonces el corral se hace más grande!! Tu experiencia por lo tanto, será más significativa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario