Páginas vistas en total

lunes, 27 de agosto de 2012

EL SENTIDO SAGRADO DE LA DIFICULTAD

Desde que somos pequeños vamos persiguiendo el placer y huyendo del dolor en forma continua. Se nos enseña que cada vez que la "realidad" sea disonante con lo que desea nuestra mente caprichosa, es decir que cada vez que la persecución obsesa del placer no sea satisfecha, debemos experimentar un alto grado de incomodidad, violencia interior y frustración a lo que usualmente llamamos " problemas". Desde la visión general de los acontecimientos del universo el nacimiento de una estrella supernova y que se nos caiga café en la ropa son sucesos sin ningún tipo de evaluación emocional negativa, ni pueden ser circunscritos a sendas carpetas de acontecimientos "buenos" en la que apuntaríamos sin dudar el nacimiento de la estrella, y la otra carpeta de acontecimientos "malos, en los que podríamos incluir el dato de la mancha de café. Aunque la percepción nos indique un mundo de ilusiones, debajo de las capas de formas, moléculas y átomos somos ...nos guste o no la idea, la comprendamos o no: energía. Somos energía y todo es energía moviéndose a una altísima velocidad cuyas diferentes grados de velocidad  les solemos llamar "frecuencias". Todos los aconcecimientos del universo son energía moviéndose a diferentes velocidades. Esto se puede corroborar solo con el sentido común. Si tu mano es energía debajo de la percepción de "solidez" de los átomos, lo es también el jefe, la esposa, el perro, la casa y su hipoteca, el café, la macha de café  y también la estrella supernova. Hasta aquí estamos de acuerdo en que todo lo que nos pasa y en general todo lo que "pasa" es energía moviéndose. Un divorcio es energía moviéndose, ganar la lotería es energía moviéndose, una silla lo es, lo es el camarero del bar de la esquina también. No hay nada en esta existencia que pueda escapar a una tesis ya comprobada y verificada, aunque siempre dentro del marco de la investigación teorema y tesis: todo es energía. Lo es tu cuerpo, lo es tu entorno, lo es tu mascota. ¿Tienes argumentos lo suficientemente sólidos para refutar esta realidad? No vale decir que "ves" objetos sólidos con tu aparato perceptor y "aire entre ellos", como expliqué anteriormente eso es solo una ilusión perceptiva necesaria para vivir la vida. 

Ahora vayamos al núcleo de este artículo. 
Si se nos ha entrenado a buscar el placer y huir del dolor, eso indica que cada vez que "ocurre algo" que pone en peligro lo placentero, a ese cambio energético lo llamamos "dificultad". Desde el punto de vista de una universo igualitario en todos sus puntos, esa dificultad solo acontece en la mente del que la experimenta, no en la "realidad real". Para el universo no es una dificultad que te muerda un perro ni para el perro, pero para ti sí. De los tres, la dificultad solo la vez tú. Cuando adquieres una renovada visión de lo que la sociedad llama "problemas" y caes en la cuenta que esto es solo una interpretación emocional de hechos neutros, puedes vivir con incomodidades, pero ya no con "problemas". 
La dificultad es siempre una interpretación errónea de que las etapas incómodas de los procesos para alcanzar más placer y huir del dolor, son algo que llamamos "problemas". Por ejemplo, cuando nos echan del trabajo o nos divorciamos, no estamos realmente convencidos de que eso sea una dificultad, pero se nos ha entrenado a que todo tipo de cambio en las formas de nuestra vida debe asumirse con una carga emocional casi destructiva. Nos acostumbramos a una situación que catalogamos como placentera y nos aferramos a ella, pero este es un universo energético en el que nada se pierde pero todo se transforma. Esos cambios de energía los llamamos, casi a la fuerza: problemas. De ese modo experimentamos con sumo estrés el quedarnos sin ese trabajo y cualquier tipo de "ruptura" con una situación que relacionábamos con el placer. La dificultad no es más que una fase más de los procesos creativos del universo en el que creamos con el mismo. Para adquirir un nuevo trabajo hay que pasar sí o sí por la fase des-constructiva de lo viejo para que pueda crearse algo nuevo. Para conocer a una nueva esposa o esposo, también. Para comprarse un nuevo jeans, para que nazca una nueva planta de naranjo deben caer naranjos podridos al suelo, alimentar la tierra, etc. La naturaleza no llama "problemas" a esas fases, son fases tan excelsas como cuando nace un nuevo fruto. La fruta podrida en el suelo es tan necesaria como la semilla. Si logras tener una perspectiva más holística de todos tus acontecimientos llegarás a la conclusión de que nunca tuviste "problemas" en la vida, sino solo extremas reacciones emocionales negativas a acontecimientos que para la vida y el universo son "neutros". Son las fases necesarias en todo proceso creativo y tú como ser humano eres un creador indispensable. Para crearte una vida maravillosa debes necesariamente hacer las paces con los cambios y dejar de perseguir el placer y huir del dolor. Esos cambios no son dolor, sino solo cambios. Al ver esos cambios como sagrados e indispensables te amigas con las fuerzas que rigen la experiencia vital y eres capaz de convertirte en un atractor más eficaz de formas positivas. Renuncias a patalear cada vez que hay un cambio en las experiencias que producen placer y te rindes a esos cambios con entereza, sabiduría y aceptación. Esa es el gran sentido espiritual  y sagrado de la dificultad, hacernos más conscientes de nuestra grandeza creativa y aceptar con amor todas las fases del proceso. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario