Páginas vistas en total

sábado, 27 de febrero de 2010

QUE ES LA REALIDAD Y QUE NO ES

Debido a las preguntas que he recibido con mucho cariño sobre qué es la realidad, publico nuevamente esta entrada que es bastante científica.

Para comenzar el viaje hacia las tierras cuánticas, es imprescindible quitarse los zapatos. Si no te los quitas, no podrás maravillarte ni abarcaresta mágica escala dónde tú y yo somos la misma cosa, hecha de vacío. Existes en múltiples capas de inteligencia e información. El hombre o mujer que eres existes, claro, pero voy a hablarte de un nivel más profundo y de este entendimiento tu tarea como creador, se volverá mucho más “optimizada”. Los zapatos que debes dejar en el rellano, queridos amigos, es el de los 5 sentidos y tu percepción del tiempo como flecha disparada en el tiempo, incluidos los zapatos del sentido común. Con ellos, no podrás viajar conmigo. Vamos allá.

Primero vamos a echar mano de nuestro amigo Deepak Chopra, quien nos ha facilitado mucho el camino a los que buscamos entender qué es eso que llamamos realidad, porque es un excelente “traductor” dellenguaje matemático a un idioma legible. Voy a describir “el antiguo paradigma” en el que la mayoría acordamos aceptar y es nuestra manera “normal” de ver el mundo. Según el médico indio Chopra,expuestos en su libro:Cuerpos sin edad, mentes sin tiempo, verdadera cumbre del pensamiento humano que demuestra su conocimientoprofundo en física cuántica, estos son los parámetros que “nos han enseñado” para percibir el mundo.

1- Existe un mundo objetivo, independiente del observador y nuestros cuerpos son un aspecto de este mundo objetivo.

2- El cuerpo está compuesto por masas de materia, separadas entre sí en el espacio y el tiempo.

3- Mente y cuerpo son cosas separadas e independientes la una de la otra.

4- El materialismo es primario, la consciencia es secundaria. En otras palabras somos máquinas físicas que han aprendido a pensar.

5- La conciencia humana puede ser explicada por completo como producto de la bioquímica.

6- Como individuos somos entidades desconectadas y auto-suficientes.

7- Nuestra percepción del mundo es automática y nos brinda una imagen adecuada de cómo son realmente las cosas.

8- Nuestra verdadera naturaleza queda totalmente definida por el cuerpo, el yo y la personalidad. Somos briznas de recuerdos y deseos encerrados en paquetes de carne y huesos.

9- El tiempo existe como absoluto y somos cautivos de ese absoluto. Nadie escapa a los estragos del tiempo.

10- El sufrimiento es necesario, forma parte de “la realidad”. Somos víctimas inevitables del envejecimiento, la enfermedad y la muerte.

Estos diez supuestos son invenciones de la mente humana, no describen acertadamente nuestra realidad. Confiamos en ellos por superstición, por conveniencia acordada y por desconocimiento de la escala ínfima de la materia.

Cada supuesto del antiguo paradigma se puede reemplazar por uno nuevo, por una versión más completa y expandida de la verdad. Estos supuestos son también creados por la mente humana en base a nuevas observaciones hechas en laboratorios dónde se estudian las partículas, pero nos dan una refrescante libertad y poder para cambiar nuestras circunstancias. Para acceder a la paz mundial y reescribir nuestras vidas cuyos hechoscreemos son inevitables y cambiar nuestra percepción del mundo y las personas. Son los siguientes según Chopra:

1- El mundo físico, incluido el cuerpo es una reacción del observador. Creamos el cuerpo según creamos la experiencia de nuestro mundo.

2- En su estado esencial, el cuerpo está compuesto de energía e información, no de materia sólida. Esta energía e información es un afloramiento de infinitos campos de energía e información que abarcan el Universo.

3- La mente y el cuerpo son inseparablemente uno. La unidad que soy YO, se separa en dos corrientes de experiencia. Experimento la corriente subjetiva como ideas, sentimientos y deseos. Experimento la corriente objetiva como mi cuerpo. Sin embargo en un plano más profundo las dos corrientes se encuentran en una sola fuente creativa. Es a partir de esa fuente desde donde debemos vivir.

4- La bioquímica del cuerpo es un producto de la conciencia. Creencias, pensamientos y emociones crean las reacciones químicas que sostienen la vida de cada célula. Una célula envejecida es el producto final de la conciencia que ha olvidado cómo mantenerse nueva.

5- La percepción parece ser automática, pero en realidad es un fenómeno aprendido. El mundo en que vives, incluido tu cuerpo está completamente inspirado en el modo en que aprendiste a percibirlo. Si cambias tu percepción cambias la experiencia de tu cuerpo y de tu mundo.

6- Hay impulsos de inteligencia que crean tu cuerpo de nuevo a cada segundo. Lo que tú eres equivale a la suma total de estos impulsos y, al cambiar tus esquemas, cambiarás tú.

7- Aunque cada persona parezca separada e independiente, todos nosotros estamos conectados a patrones de inteligencia que gobiernan el cosmos entero. Nuestros cuerpos son partes de un cuerpo universal. Nuestras mentes son un aspecto de la mente universal.

8- El tiempo no existe como absoluto, sólo la eternidad .El tiempo es eternidad cuantificada. Atemporalidad cortada por nosotros en fragmentos y trozos (segundos, horas, días, años) Lo que llamamos tiempo lineal es nuestro modo de percibir el cambio. Si pudiéramos percibir lo inmutable, el tiempo dejaría de existir tal como lo conocemos. Podemos comenzar a metabolizar lo inmutable, la eternidad, lo absoluto. Al hacerlo estaremos listos para crear la fisiología de la inmortalidad.

9- Cada uno de nosotros habita una realidad que se encuentra más allá de todo cambio. En lo más profundo de nosotros, sin que lo sepan los cinco sentidos, existe un íntimo núcleo de ser. Un campo de inmutabilidad que crea la personalidad, el yo y el cuerpo. Este ser es nuestro estado esencial, es quien realmente somos.

10- No somos víctimas de la enfermedad, el envejecimiento y la muerte. Estos son partes del escenario, no del espectador, que es inmune a cualquier forma de cambio. Ese espectador es el espíritu, la expresión del ser eterno.

Como no hay cualidades absolutas en el mundo material, es falso decir que existe siquiera un mundo independiente “ahí fuera” El mundo es un reflejo del aparato sensorial que lo registra.

Antes de hacer una observación o una medición, el objeto ya existe como probabilidad de onda (técnicamente función de onda) No tiene una ubicación ni una velocidad específicas (principio de incertidumbre de Heinsemberg). El objeto en ese estado de función de onda, contiene la posibilidad de estar aquí o allá cuando sea observado en una medición. El objeto tiene posiciones y velocidades potenciales, pero no sabremos cuáles son hasta que “sea observado”

Desde ese punto de vista- escribe Brian Greene en el Tejido del Cosmos-, cuando medimos la posición de los electrones no estamos midiendo un rasgo objetivo y preexistente de la realidad. El acto de la medición, por el contrario, está profundamente envuelto en la creación de la realidad misma que estamos midiendo. El físico Capra concluye: “ el electrón no posee propiedades objetivas independientes de la mente”. Todo esto sirve para desdibujar una distinción tajante entre el observador y el mundo objetivo “de ahí fuera”. Ambos se co-crean mutuamente y son inseparables.

En términos prácticos y un poco burdos, y con una analogía podemos explicar el fenómeno de la percepción del universo imaginando a cada humano con unas gafas de realidad virtual. Cada observador con esas gafas “cree que está en ese mundo que ve”, pero en realidad lo está creando en su mente.

Esta interpretación, confirmada innumerables veces en laboratorios, el más importante llamado La interpretación de Copenhague, lleva al extremo la idea de que el acto de la observación consciente es el factor clave en la formación de la realidad.

Las tradiciones metafísicas y espirituales más antiguas han sostenido siempre, en palabras de Amit Goswani, “la consciencia es el fundamento de todo ser”. Los protones y los neutrones se han incorporado al debate hace relativamente poco.

Conclusiones: Nos cueste aceptarlo uno o mil años, se ha comprobado que creamos la realidad con la mente y las emociones a través de la frecuencia de nuestros pensamientos y sentimientos. Cada emoción humana viene asociada a un recuerdo almacenado en la memoria y tiene una frecuencia específica como “energía en el acto de observación”. Cada emoción humana es lo que constituye: la atención hacia determinadas frecuencias del campo cuántico. Y de cada emoción humana se derivan pensamientos con su frecuencia asociada, los cuales constituyen “la intención” . La intención es la información (quiero un violín rojo) y la emoción lo hace manifestar en el mundo físico (me siento bien porque sé que puedo conseguir un violón rojo).

Las implicaciones personales de comprender estos conceptos son insuperables. La implicación de conocer que adiestrando y educando la mente humana y saneando las emociones derivadas de ella, podemos alterar nuestra realidad cotidiana, nos deja para siempre fuera del ámbito del victimismo y nos pone en el mundo de la magia cuántica, de la realización personal y de la iluminación espiritual.

No somos seres humanos que tienen experiencias espirituales ocasionales. Somos seres espirituales que tienen experiencias humanas ocasionales.

No podemos permanecer impasibles y no divulgar estos conocimientos que están experimentando millares de personas y que no están experimentando millares de personas.

5 comentarios:

  1. La función de onda nos da la probabilidad de encontrar una partícula en el entorno de un punto determinado. Pero ésto no significa que nosotros podamos influir conscientemente en el lugar donde encontraremos la partícula.

    Nuestras emociones o sentimientos tienen poco que ver con la posición de un electrón y más si tienes en cuenta que estas mediciones no las realizan personas sino máquinas carentes de "intención". En mi opinión mezclar la física cuántica con contenidos espirituales supone un error de enfoque, la física cuántica no es la realidad, es sólo una teoría físico-matemática que se ajusta a los resultados experimentales y los resultados de esta teoría funcionan igual de bien si el experimentador está triste o está feliz.

    Muchas gracias por tu atención y siento que el comentario sea un poco largo.

    ResponderEliminar
  2. NO TE PREOCUPES. Respeto tu opinión, pero necesitas profundizar más. La espiritualidad, y las matemáticas no tienen una división entre ellas, son distintos códigos para lo mismo. Estudia a fondo estos temas, te encontrarás con cosas sorprendentes. El lenguaje que usa el campo cuántico para devorlverte realidad es tu emotividad, ya que no vives en un mundo pre-existente fuera de tu implicación.No es una cuestión romántica, parece ser que la emoción humana es el software que usa el campo cuántico para crear patrones de realidad. Vives en un universo participativo, en un mundo personal, subjetivo e individual que "parece" que es otra cosa y que "parece" que está fuera de ti, como algo pre-existente. Esto implica un compromiso con el estudio de más de 10 años, en el que hay que indagar a fondo el nuevo paradigma. La física no es una ciencia exacta hoy ne día, es sencillamente estudiar quien eres en una escala impreceptible para tus sentidos. Debes horadar la experiencia sensorial para abrirte a estos conceptos. La realidad no es algo fijo, es algo que es maleable según el grado de conciencia del experimentador. Eres hombre o mujer? Pero no te enfades conmigo!! Llevo muchos años estudiando a un nivel muy profundo. Un saludo muy fuerte

    ResponderEliminar
  3. Hola, soy hombre, estudiante de física y la verdad es que no sé cómo encontré este blog. No me enfado contigo pero cuando dices cosas como "el lenguaje que usa el campo cuántico para devolverte realidad es tu emotividad" o "parece ser que la emoción humana es el software que usa el campo cuántico para crear patrones de realidad" no puedo evitar sorprenderme.

    No voy a entrar a discutir sobre si creo que tienes razón o no, pero te aseguro que en ningún libro científico (que haya visto) , con resultados contrastados experimentalmente, se habla de cómo la emoción puede influir en el "campo cuántico". La física estudia la realidad cuantitativamente, con principios, ecuaciones y números y por lo que yo sé las cuestiones espirituales o psicológicas no se pueden describir adecuadamente mediante relaciones matemáticas. Es por esto por lo que en mi opinión no tiene demasiado sentido mezclar los resultados de la física con cuestiones metafísicas.

    Entiendo que la realidad no nos es ajena ya que somos parte de ella y
    las divisiones se deben a estructuras mentales, pero ésto no significa que los planetas dejen de moverse porque nosotros no pensemos en ellos.

    El problema de las afirmaciones que defiendes es que se basan en un contenido científico para hacer afirmaciones que no lo son, a lo mejor estoy equivocado pero te aseguro que no conozco estudios fiables que confirmen que la realidad física sea alterable por nuestra conciencia.

    ResponderEliminar
  4. Te comprendo. Hoys en día los estudios que hay sobre eso son muchos. Cuando la ciencia se enfrentó a pruebas fehacientes que demuestra que el proceso de observación influye aparentemente en lo ebservado, se vio forzada a dejar a un lado cuatro siglos de suposiciones y a lidiar con la idea "revolucionaria" de que estamos implicados en la realidad. Aunque el alcance y la naturaleza de esa influencia aún es objeto de amplio debate, está claro que, tal como Fritjof Capra señala, "la característica crucial de la teoría cuántica" es que el observador es necesario no sólo para observar las propiedades de un fenómeno atómico, sino incluso para causarlas"...Las teorías de la medición suscitan amplios debates. Para comprender el nuevo paradigma de pensamiento no podrás entrar en él con la mente lineal y sólo analítica. Nuestra mente es mucho más abarcativa que eso, pero has sido adiestrado para pensar sin varias de tus facultades intelectuales, como la intuición, la imaginación, la capacidad para aceptar conceptos absurdos a la mente consciente, la capacidad para levantar la curva de aprendizaje. Heinsemberg sostenía que la mente era un factor inherente al problema. Se refería al acto de la medición como el acto de registrar el resultado "en la mente del observador". Nu puedo desflosar más este comentario. Debes comprender algo fundamental, tú mismo has atraído a tu vida este blog. Pero hay un método muy concreto para saber si este blog puede ser tu maestro o no. Si cuando lo lees y algo dentro tuyo resuena e intuitivamente lo sientes próximo, sigue este blog. Si no es así, no puedo enseñarte yo en particular. Hay numerosos experimentos, pero debes comprender que la consciencia no es algo que puedas definir con la mente lineal. Fred Alan Wolf dice "cuál sería una definición sencilla de la consciencia? Bueno, la consciencia es lo más difícil de definir.

    Cuando en tu interior comiences espiritualmente a sentirte responsable de tus hechos vitales, la propia vida pondrá ante ti todos los libros que necesites leer. Algunos autores: Jeffrey Santinover, William A. Tiller, Dean Radin, Fred Alan Wolf. Amit Goswami, el doctor Masaru Emoto, Joe Dispy espenza y Jonh Hagelin. Disculpa, pero no puedo seguir explayándome.

    Si no te sientes cómo con este blog, debes abandonar su lectura. Pero no publico nada sin una base antes de profundo estudio. Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Quería decirte que lo de los planetas también ocurre en tu mente. Es muy profundo a dónde tienes que llegar, pero no hay nada fuera de ti. Siquiera los planetas!! son parte de tu drama y del drama colectivo. Ese es la gran barrera que te enfrentarás cuando llegues a esta pregunta: qué es el observador?

    ResponderEliminar