Páginas vistas en total

domingo, 13 de noviembre de 2011

COMPRENDER LA DEVASTACIÓN

Acabo de llegar de un hospital dónde un ser querido ha sufrido un terrible accidente.

En la vida de toda persona no todo es crecimiento y expansión, beneficios y ganancias. Muchas personas se enfrentran a períodos de devastación en que todas sus estructuras caen. Se rompe una relación importante, pierdes el trabajo, la casa, muere un ser cercano, o tú mismo vives un accidente, una enfermedad seria, cualquier cambio en la estructura de tu vida. Te sientes devastado emocionalmente y físicamente. Todo eso es cierto: la enfermedad, la pérdida, la devastación, incluso ver tan de cerca la muerte. Todo eso es importante. Y debes vivirlo y debes aceptarlo. Eso está pasando. Sin embargo todo eso tan escalofriante que está pasando es solo una verdad relativa y solo tiene una importancia relativa. Hay algo esencial en esa experiencia devastadora y ese algo esencial es tu verdadera identidad: el Ser más allá de la forma efímera que expresas en el mundo físico. Debes saber que si pierdes todos tus bienes, el Ser sigue siendo tú. Que si pierdes la salud y padeces de un terrible dolor físico, el Ser sigue siendo tú. Que si pierdes todas tus relaciones, el Ser que eres sigue siendo. ¿Como haces que el Ser entre ahora en la devastación que estás viviendo?. Como logras sentirte mejor si quizás estás tullido, abandonado por tu pareja, sin casa ni recursos, quizás a muerto un hijo, un padre, tu mujer, quizás has perdido un miembro o tu capacidad motora. Cómo logras sentirte mejor en medio de semejante infierno. No negando el dolor. Acepta que eso que está pasando tiene una perfección que la mente no entiende. No niegues el dolor. Solo abarca el dolor completamente. Completamente sumérgete en la pérdida, en el dolor físico, en el dolor emocional. Quizás estés privado de libertad. Sumérgete totalmente en la sensación de falta de libertad. Y verás que debajo de todo ese maremoto de dolor hay una verdad, tú no eres eso. Solo te está pasando eso ahora para aprender algo. Pero eres mucho más que tu efímero yo personal. Eres una inteligencia profunda que entiende porqué ahora la superficie se muestra tan erosionada. Cuando aceptas lo que es con total rendición, con total aceptación un poder inmenso puede ayudarte. El poder de la Vida misma que está oculto en la devastación. Si le dices sí a la devastación, ese sí interior trae un poder a este mundo que no es de este mundo. Si descubres que eres el Ser debajo de cualquier experiencia, por terrible que sea, puedes dejar de aprender a través del sufrimiento y entonces el sufrimiento se convierte en un entrenador, en un alfarero de tu mundo. Ves la luz debajo de los escombros. Todas las formas un día te abandonarán o serán devastadas. No es obra y gracia de un maligno creador. Es el poder de Vida del Universo. Al lado del gozo del Ser, todas las emociones efímeras del mundo y sus interminables conflictos se vuelven pequeñas. Porque esas emociones son esclavas. Esclavas de que el mundo siempre funcione como esperamos. Y el mundo que vemos puede devastarse en cualquier momento. Pero tú eres la consciencia debajo de esa explosión de tu mundo. Debajo de toda devastación hay un diamante oculto. Solo la forma ha sido devastada, tú sigues siendo. No hay humano que no venga a aprender esta lección.

No hay comentarios:

Publicar un comentario