Páginas vistas en total

domingo, 18 de abril de 2010

LA ALQUIMIA DEL PERDÓN


Quiero hoy que abras lo más que puedas tu corazón. Vamos juntos a perdonar. Perdonar es la clave para que puedas des-bloquearte para abrirte a la infinita abundancia del universo.

Piensa en la última vez que te sentiste herido. Puede haberse tratado de una ruptura sentimental, de una desvalorización en el área del trabajo, alguien que te ha criticado, una frustración económica. No importa cuán herido o herida te sientas, sólo te está pasando algo: te estás aferrando a una ilusión. Estás dándole poder al pasado. Estás "enemizando" (de enemigo) al universo. El universo es holográfico, está ocurriendo al mismo tiempo en todas partes y ha sido siempre tu gran amigo. Quiero proponerte este ejercicio que te liberará mucho: reúne todos esos trozos de ti, todas esas partes de tu corazón que sientes que has entregado a los otros, todas esas migajas que has dejado desde la infancia, en manos de otras personas. Reúne todos esos trozos y conviértelos en un amasijo hecho de un material parecido a la arcilla. Imagina ahora que con todas esas heridas que albergas en tu corazón, esos trozos de ti hechos arcilla, construyes la forma de un corazón. Ahora imagina que ese corazón brilla con una luz muy potente y tómalo en tus manos. Y siente como ese corazón, que es tu corazón, se sana con esa luz. Esa es la luz del Ahora. No tienes siquiera que perdonar...porque nunca hubo daño. Piensa en esto, si te liberas de la ilusión del pasado, entonces con él se liberan todos los daños. Si no hay pasado no hay daño. Y si no hay daño, no hay que perdonar. El perdón se da solo. De modo automático, porque has comprendido que tú mismo cediste el poder a otros en cada experiencia dolorosa. Imagina a todas esas personas que te han herido en un escenario muy bonito, en una playa bella. Todos hacen una fila y van vestidos de blanco. Uno a uno te mira y por turnos te sonríe y te entrega un corazón de arcilla. Te devuelve tu poder. Te devuelve el trozo de ti que crees haber perdido en esa persona y por eso no la puedes perdonar. El poder que le entregaste en esa experiencia que tanto te dolió. Mira como esa persona te sonríe y te devuelve tu poder y te dice: "esto es tuyo, tú me lo diste en aquella experiencia dolorosa , pero es tuyo". Imagina en esa fila a todos tus ex-amantes, jefes, suegras, amigos, parientes que sienten se han llevado un trozo de ti. Imagina a la persona que te ha herido recientemente, puede ser un ex-novio o novia. Mira como esa persona no tiene el poder sobre ti. Observa como te devuelve tu corazón, que en su momento porque no sabías esto, le entregaste una parte de ti. Pero que en realidad no puedes perder porque tu poder siempre está contigo. Lo llevas contigo, como el caracol lleva su casa a todas partes.

Respira profundamente.

Siente como has recuperado el poder de tu corazón y fíjate las bonitas experiencias que vas a recibir cada vez que hagas este ejercicio. Te has conectado con la Inteligencia del Universo, con tu Inteligencia. Con la Inteligencia que rige a las galaxias, a los animales, a todos los humanos,a otros planetas, a esta vastísima existencia. Siente como te has expandido...hacia cotas mayores de realización. A veces sentirás que no puedes perdonar. Pero recuerda: no hay daño, si no hay pasado, no hay daño. Debes perdonar para alcanzar tu tarea en la vida, eso que has venido a dar a los demás. Es muy importante para tu brillo, quitar todas las capas del barro del resentimiento. Pero el barro no es nunca superior a tu brillo. El universo es perfecto. Tú eres perfecto. Tienes derecho a sanar.

No soy coach, ni maestra ni terapeuta, pero la Vida siempre ha querido que enseñe cosas. Te enseño mi propia alquimia. Muchas gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario