Páginas vistas en total

sábado, 3 de abril de 2010

SOLTAR Y PERMITIR

Hoy he aprendido una gran lección sobre el control que deseo compartir. Quien no experimenta en sí mismo la enseñanza ¿acaso puede enseñar? Cuando tenemos un miedo profundo a no estar en conexión con el amor, bloqueamos la energía de la Unidad, del Ser, de nuestra parte más sabia y conectada. El síntoma principal de este bloqueo con el Ahora, con lo Infinito es el control de los acontecimientos. Una fuerte y humana reacción emotiva que no hace aferrarnos y no aceptar lo que ocurre. Pero no existe otro medio para acceder nuevamente al estado natural de unidad, que dejarse ir emocionalmente con este pensamiento "pase lo que pase, estoy en paz". La comunicación verbal con otro es muchas veces no comunicación a nivel del Ser. La palabra es un cuchillo que divide la realidad amorosa y unificada en trozos contenido en palabras que no siempre son bien interpretadas porque en medio está la mente con sus empedernidos y testarudos intérpretes. Cuando la palabra es un cuchillo hay que dejar marchar este modo de comunicación y retomar el lenguaje del Ser, el silencio, la paz que nos une al otro, la sabiduría interior.
Intentar luego retomar la vibración positiva. ¿Cuando dejarse ir? ¿Cuando permitir que la Vida ejerza su influencia sin que intervengamos con el miedo? Justamente cuando menos deseamos hacerlo. Lao Tsé ha dicho: "si no trato de imponerme a las personas, estas llegan a ser ellas mismas". En un mismo verso, el LVII reza: "Si quieres ser un gran líder, tienes que aprender a seguir el Tao". Esto significa que sólo se puede transformar algo o a alguien, dejando espacio para Ser. Esta parece ser una gran lección que venimos a aprender, que suele ser una de las más dolorosas, pero quizás la más liberadora junto con la del perdón. No existe humano en el planeta que no haya venido a la Vida a aprender a soltar, permitir ser a los otros y perdonar, incluidos nosotros mismos que somos los que más necesitamos ese perdón.

2 comentarios:

  1. ¿Es posible aplicar tanto conocimiento a la vida cotidiana?. ¿Porque aquellos que tanto saben no se toman la molestia de explicarles a los que no y así guiarlos?. ¿Porque muchos simplemente prefieren alegar un "no están preparados" con una soberbia impecable?
    Estoy lleno de dudas respecto a quienes hablan tan libremente de la vida y enseñan con simples palabras y pocos actos lo que predican.
    Conocimiento no es igual a sabiduría, el sabio es el que aplica lo poco que sabe y desgraciadamente en este mundo son contados los sabios que nos guían y muchos charlatanes a quienes escuchamos.

    Me encanta tu blog y espero que todo lo que transmitís sea aplicado y no quede simplemente en la palabra.

    ResponderEliminar
  2. Querido amigo, si he colocado esta entrada es porque acabo de experimentar con alguien esa lección vital. Todo este blog se basa en mi experiencia. Con respecto a lo último que me dices, no debe importarte mis fallos en mi dimensión humana sino mi mensaje limpio de mí misma sin juzgarme porque yo sea un mensajero que comete errores. Como mensajero de enseñanza, ya que nací para la didáctica, siempre cometeré errores, pero mi mensaje no es mío, viene de la Vida, de mi parte sin ego. Si te preocupes por lo que hacen los otros, no estás tomando en cuenta tu propio maestro. Sólo debes hacerte responsable de tu maestro. Yo no obligo a nadie a leerme, cuando el mensaje resuena en una persona, esa persona llega al mensaje aquí, sin que yo haga nada y lo importa lo imperfecta yo sea. Yo solo soy un instrumento, ni más valioso ni menos valioso que ningún otro ser. Solo otro aprendiz.

    ResponderEliminar