Páginas vistas en total

sábado, 24 de abril de 2010

ESE ENCENDIDO AQUELARRE

Acabo de compartir con una amiga de hace más de 16 años. Nos reunimos para comulgar sobre nuestros sueños y proyectos. Hablamos de nuestro viaje por la vida, por el túnel de los hombres. Anoche estuve en una fiesta y mis amigas me abrazaron, me llenaron de flores, de margaritas bellas. Más de cinco me dijeron: te quiero. Bailamos sensualmente como en un aquelarre. Qué bello el privilegio de compartir el alma con otras mujeres. Qué bello ser testigo de nuestros sueños, de nuestros desamores, y amores. Decidimos anoche, que seríamos felices pese a que las cinco, estábamos con retos importantes. Y entonces nos abrazamos y algunas lloramos alrededor de un fuego imaginario y nos compramos anillos que una de ellas diseña y nos sentimos bellas y poderosas con esas joyas en los dedos. Tanta energía nos dábamos que se me acercó un hombre joven, que estaba con su pareja, pero se acercó para decirme que le parecía bella. Y fue bonito ese regalo, un detalle masculino neutral, sin otra intención que celebrar la belleza de lo femenino. Agradecí esa noche llena de flores femeninas. Fui al baño, había una chica muy guapa esperando y me dijo mientras yo me peinaba el cabello: qué bella eres. Me pareció raro oír dos veces esa frase cuando me había pasado la tarde sintiéndome fea, se lo agradecí con una sonrisa y le dije que ella también es bella. Y así fue como festejé la primavera anoche, rodeada de afecto de la Diosa que todas llevamos dentro. Unas a otras nos piropeamos. Pensé un rato en un hombre de oscura mirada, me despedí internamente de esos ojos ... pero al rato me encendí de nuevo y agradecí tanto cariño femenino, ese encendido aquelarre ...

1 comentario:

  1. Las mujeres juntas somos volcanes en erupción...Tenemos tanta fuerza y valentía que nos atrevemos a todo. Un beso grande y feliz domingo.

    ResponderEliminar